Público
Público

Oceanía y el lejano oriente ya festejan la llegada del 2010

El mundo va despidiendo el 2009 a lo largo a lo largo de todo el día

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los varios miles de pobladores de la isla Navidad, del Estado insular de Kiribati, han sido los primeros en despedir 2009, seguidos de los habitantes de Nueva Zelanda, Niue, Fiyi, por delante de Australia, que se prepara para dar la bienvenida al 2010, el último año de la década.

Navidad (Christmas ó Kiritimati), situada a 232 kilómetros al norte de la línea ecuatorial y una de las 33 islas y atolones de esta nación del Pacífico, entró en el Año Nuevo antes que cualquier otro territorio poblado de la Tierra, a las 10:00 GMT.

A las 11:00 GMT, el Año Nuevo llegó a Niue, Fiyi Islas Salomón, Nueva Zelanda y el reino de Tonga, pero en las Samoa, que queda al oeste de Navidad y al otro lado de la Línea internacional de cambio de fecha, las agujas de los relojes locales marcarán, en ese momento, la medianoche del 30 diciembre.

Así, los samoanos serán los últimos del Planeta en darle el adiós al 2009.

En Suva, la capital de Fiyi, cerca de un millar de personas se congregaron en el Albert Park, donde elevaron sus voces para marcar el paso de los últimos diez segundos del año y sumarse después a los festejos callejeros organizados por el ayuntamiento.

En Nueva Zelanda, las autoridades de Wellington, la capital, y de otras ciudades, que habían organizado fiestas con ocasión del Año Nuevo, las autoridades instaron a la gente alborozada que salió a las calles, a divertirse sin desobedecer las normas de orden público

Cómo ya es costumbre, a las 13:00 GMT, la ciudad australiana de Sídney recibió el Año Nuevo con su famoso espectáculo pirotécnico. Además de consumir 5.000 kilos de explosivos con los que se han dibujado en el firmamento unos 100.000 efectos, la organización de los festejos de Sídney lanzó al cielo unas 25.000 cometas durante una noche en la que se pidió a la población que vista prendas de color azul para demostrar su apoyo al lema de 2010: 'Levantemos el espíritu'.

Los fuegos artificiales de Sídney han iluminado los edificios emblemáticos, como la Casa de la Opera y el Puente Metálico. También las autoridades de Singapur y Hong Kong han preparado festejos con espectáculos pirotécnicos.