Público
Público

Ocho muertos en las protestas por la quema del Corán

Los disturbios más graves tuvieron como escenario el norteño distrito de Shinwari, en Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sentimiento de rechazo a la presencia de tropas extranjeras en su territorio, catalizado por la quema de varios coranes en la base estadounidense de Bagram, terminó ayer con nuevos y violentos disturbios en Afganistán.

Las protestas no sólo no remitieron tras las disculpas de EEUU, sino que ayer se intensificaron en varias zonas del país, donde al menos ocho personas murieron y 40 resultaron heridas en enfrentamientos con la Policía.

Los disturbios más graves tuvieron como escenario el norteño distrito de Shinwari, situado en la misma provincia de Parwan donde se halla la base de Bagram en la que fueron profanados los coranes por militares estadounidenses el martes.

De los ocho fallecidos, seis perdieron la vida en Shinwari. También 14 personas resultaron heridas, todas a causa de disparos de las Fuerzas de Seguridad que reprimieron a los manifestantes con fuego real.

Kabul, la oriental Jalalabad y la occidental Herat también fueron escenario de violentas protestas. En la capital afgana, los manifestantes desfilaron gritando: '¡Abajo el Gobierno de EEUU y sus aliados!', '¡Alá es grande!', '¡Abajo Obama!' y '¡Larga vida al islam!'.

La profanación de su libro sagrado es considerado por los musulmanes un sacrilegio gravísimo.