Público
Público

La ofensiva de la OTAN deja sin comida y agua a los habitantes de Marjah

Los afganos que no abandonaron sus casas temen por la escasez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mientras que las fuerzas de la OTAN se concentran en acabar con uno de los grandes bastianes de los talibanes en el sur de Afganistán, los habitantes de Marjah se quedan sin agua y alimentos. La escasez de víveres se está haciendo cada vez más pesada para las personas que no abandonaron sus hogares desde que comenzara la operación Moshtarak.

El diario The Independent recoge hoy varios testimonios de los vecinos de dicha ciudad. Abdul Ghias, de 53 años, dijo al periódico que 'la mayor parte de la gente no tiene acceso a medicinas o comida y nadie puede trabajar en sus granjas'.

'Estamos muy asustados porque fuera no hay más que disparos. También por las minas que han puesto los talibanes por todas partes. Los vecinos estamos compartiendo toda la comida que tenemos, pero ahora empezamos a tener problemas. Muchos no huímos porque queríamos quedarnos para proteger nuestras casas. Necesitamos ayuda', suplicaba por teléfono Yaqub Rashid, un comerciante local, al diario. 

La OTAN asegura por su parte estar haciendo lo posible para restablecer el tránsito de mercancías. 'Después de entrar en la zona, nos hemos tenido que asegurar que hay un tránsito de mercancías sin interrupciones. También hemos ayudado a mejorar la infraestructura, los edificios y los puentes', dijo al periódico el comandante Mike Smith.