Público
Público

Ofensiva de las tropas de Gadafi en el frente oeste

Las fuerzas del régimen atacan Misurata y Zintan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de soldados afines a Muamar Gadafi han atacado la ciudad de Misurata, uno de los pocos bastiones rebeldes en el oeste de Libia. La ofensiva, apoyada con fuego de mortero, acabó con la vida de 12 rebeldes según informó un portavoz de la insurgencia a Reuters.

El Gobierno libio no realizó ningún comentario sobre el ataque. 'Misurata está sufriendo un ataque muy fuerte. Las fuerzas de Gadafi nos están atacando desde el este, el sur y el oeste', afirmó a Reuters desde la ciudad el portavoz rebelde Hassan Misrati.

'Ha mandado a miles de soldados que atacan por todos los flancos para intentar entrar en la ciudad pero todavía siguen sin poder hacerlo', dijo el portavoz. Los rebeldes consiguieron a mediados de mayo expulsar a las tropas de Gadafi del centro de Misrata, asediada intensamente desde el inicio del conflicto libio a finales de febrero.

En el este del país la situación se estanca y ningún bando logra avanzar

La ofensiva de las tropas de Gadafi se produjo poco después de que se detuvieran los bombardeos de la OTAN sobre Trípoli tras dos días de intensos ataques de los aviones de la Alianza. Los rebeldes también denunciaron que las tropas del régimen libio han intensificado su asedio sobre Zintan, el otro bastión rebelde en el oeste del país africano.

Lo cierto es que, pese a estos intentos por ambos bandos de ganar terreno, la situación sigue estancada desde hace semanas. En el este, los rebeldes siguen sin poder avanzar más allá de Ajdabiya. La siguiente ciudad es Brega, controlada por las tropas de Gadafi y de gran importancia por su puerto petrolífero.

En el frente oeste la situación es todavía más complicada, con Misurata y Zintan controladas por los rebeldes pero asediadas constantemente por las fuerzas leales al régimen. Las dos ciudades sufren problemas de abastecimiento y escasea la comida y las medicinas.

'Seguiremos en nuestra tierra vivos o muertos', dice el dictador libio

Mientras las bombas de la OTAN caían el martes sobre Trípoli causando decenas de muertos, según el Gobierno de Trípoli, Gadafi arengaba a sus fieles. 'Sólo tenemos una opción: seguiremos en nuestra tierra vivos o muertos', dijo en una intervención en televisión. Para certificar que estaba vivo, apareció junto a una televisión que mostraba imágenes de una reciente intervención suya. Gadafi también dijo que los rebeldes eran una minoría compuesta por islamistas, al tiempo que acusó a la OTAN de sólo estar interesada en el petróleo libio.

El conflicto también tiene consecuencias para sus vecinos con la crisis de refugiados. El primer ministro tunecino, Beji Caid Esebsi, dijo que 471.000 refugiados procedentes de Libia han entrado en Túnez desde el inicio del conflicto en el país vecino, lo que ha venido a agravar la complicada situación que vive el país magrebí desde la caída del régimen del expresidente Zine el Abidine Ben Alí.