Publicado: 20.05.2014 12:37 |Actualizado: 20.05.2014 12:37

El oligarca más rico de Ucrania lidera un movimiento contra los independentistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El oligarca más rico de Ucrania, Rinat Ajmétov, propietario del mayor conglomerado industrial de la rebelde Donetsk (Metinvest), inició este martes un movimiento de protesta contra los líderes insurgentes de la república popular independiente autoproclamada en la región.

Una "sirena de la paz" sonó a mediodía en todas las fábricas de Metinvest emplazadas en la región en una iniciativa llamada "Donbass (zona hullera) sin armas", convocada la víspera por el multimillonario natural de la región rebelde. Al mismo tiempo, varios centenares de seguidores del club de fútbol Shakhtar Donetsk, también propiedad de Ajmétov, acudieron al estadio Donbass Arena para tomar parte en otra acción denominada "la Marcha de la Paz", cuya celebración se limitó al campo y que duró poco más de veinte minutos.

Una columna de coches, muchos adornados con símbolos estatales de Ucrania, recorrió varias veces la calle principal de la ciudad a toque de claxon para solidarizarse con la iniciativa del empresario. La sirena sonará todos los días a mediodía en todo el Donbass, dijo Ajmétov, que acusó a las milicias populares de poner en peligro con sus acciones la economía y los puestos de trabajo en la región.

"Nadie puede atemorizarnos, incluidos los que se llaman república popular de Donetsk. ¿Qué han hecho para nuestra tierra, qué puestos de trabajo han creado? ¿Andar con fusiles por las ciudades del Donbass es acaso defender los derechos de la gente frente al poder central?", manifestó el oligarca. Así, acusó a los milicianos de "pillaje y secuestro de ciudadanos pacíficos" y tachó sus acciones de "genocidio del Donbass" y "lucha contra los habitantes" de esa región.

El ministro de Interior ucraniano, Arsén Avákov, felicitó a Ajmétov por mostrar, "por fin, energía" para poner punto y final a la rebelión prorrusa que vive desde hace más de un mes esa región y también la vecina Lugansk, proclamadas independientes de Ucrania por sus líderes insurgentes. "Le creo. Espero que el Donbass también le crea. Si hay un deseo genuino, resolveremos las diferencias y apartaremos a un lado los fusiles", escribió el ministro en su página de Facebook.

El líder del autoproclamado Parlamento de la república popular de Donetsk, Dennís Pushilin, respondió al empresario con la amenaza de "nacionalizar" sus empresas. "Se ha tomado la decisión de nacionalizar" las empresas de los "oligarcas regionales que no quieren pagar impuestos a la república popular de Donetsk", escribió Pushilin en su Twitter en alusión a Ajmétov, al que acusó de "financiar el terror en el Donbass al pagar impuestos a Kiev".

La Unión Europea (UE) desembolsó hoy los primeros 100 millones de euros de la ayuda macroeconómica y financiera concedida a Ucrania por un total de 1.600 millones de euros. La Comisión Europea (CE) indicó que este primer tramo del préstamo puesto a disposición del país será seguido por un segundo desembolso de 500 millones de euros que se realizará "en las próximas semanas", una vez que se finalicen todos los procedimientos legales necesarios.

En concreto, el parlamento ucraniano deberá ratificar antes el memorando de entendimiento y el acuerdo de préstamo pactado por las dos partes, en el que se establecen las condiciones del préstamo, entre ellas, una agenda de reformas que Ucrania deberá llevar a cabo. Este pago de 100 millones coincide con la visita del vicepresidente de la Comisión Europea, Siim Kallas, a Kiev, donde hoy tendrá varias reuniones con las autoridades ucranianas, incluido el primer ministro del país, Arseni Yatseniuk, además del viceprimer ministro y del ministro de Hacienda.

Las discusiones de Kallas con sus socios se centrarán en el programa macroeconómico europeo y las reformas económicas asociadas al mismo, de cuyo cumplimiento dependerán los próximos pagos. "La Unión Europea se ha comprometido plenamente a ayudar a Ucrania a hacer frente a sus principales retos económicos, y este primer desembolso es un importante paso adelante para hacer ese compromiso realidad", señaló Kallas en un comunicado.

El vicepresidente de la CE indicó también que la asistencia económica "ofrece un apoyo muy necesario a Ucrania en sus esfuerzos para cubrir sus necesidades de financiación externa". La Comisión recordó que el programa macroeconómico se complementará con los recursos facilitados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros donantes, en el marco del programa de estabilización y reforma elaborado por las autoridades de Ucrania.

La ayuda europea, que en su conjunto asciende a 1.600 millones de euros, está diseñada para asistir a Ucrania a la hora de cubrir parte de sus urgentes necesidades financieras externas, reducir la balanza de pagos y reparar vulnerabilidades presupuestarias.

Ucrania podrá utilizar la asistencia financiera para pagar la factura de 1.660 millones de dólares que exige por adelantado el consorcio gasístico ruso Gazprom al ucraniano Naftogaz por el consumo de gas de junio. De la asistencia comunitaria, 610 millones de euros son ayudas inmediatas de corto plazo y el resto a largo plazo.