Público
Público

Las ONG piden más protección para los civiles

Un informe advierte a la Alianza del riesgo de abusos a manos de las tropas afganas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de 29 ONG con presencia en Afganistán han pedido a la OTAN que tome medidas urgentes para proteger a los civiles atrapados por la guerra en Afganistán, en el marco de su plan de traspasar las tareas de seguridad al Gobierno afgano.

El llamamiento de ayer coincide con la celebración de la cumbre de jefes de Gobierno de la OTAN en Lisboa, que tienen previsto discutir, entre otras cosas, el plan de transición elaborado por el general a cargo de la misión en Afganistán, David Petraeus.

La OTAN pretende incrementar la formación y los efectivos de las fuerzas afganas para que se hagan cargo progresivamente de la seguridad y el orden en el país, pero las organizaciones de ayuda alertan del peligro que afrontará con ello la población civil.

'Hay un grave riesgo de abusos generalizados, que pueden ir desde robos y extorsiones hasta torturas y asesinatos indiscriminados', afirman las organizaciones en el informe, llamado Sin salida. Fracaso en la protección de la población civil en Afganistán.

'Ni el ejército ni la policía afganas disponen de formación suficiente, y los sistemas de mando son débiles. No hay mecanismos eficaces para investigar y procesar los presuntos abusos cometidos por las fuerzas de seguridad afgana', asegura el documento.

El año 2010 ha sido el más sangriento para la población civil del país desde el inicio de la ocupación de Afganistán en 2001. Según datos de Naciones Unidas, entre enero y junio de este año murieron 1.271 personas, un 21% más que en el mismo periodo del año anterior.

Entre otras ONG, el informe está firmado por Oxfam, Ayuda en Acción o la Comisión afgana independiente de Derechos Humanos (AIHCR, sus siglas en inglés), que piden a la OTAN 'hacer más para reducir el daño a la población civil'.

También piden a la organización el abandono de las llamadas 'iniciativas de defensa de la comunidad', que consisten en prestar apoyo a milicias locales con el fin de luchar contra los talibanes.

Mientras, EEUU ha enviado a Afganistán por primera vez desde que comenzó la guerra carros de combate con gran blindaje, en otra 'escalada de las tácticas agresivas' contra los talibanes, informó ayer el diario The Washington Post.

'El despliegue de una compañía de carros Abrams M1, dirigidos en el terreno por la Infantería de Marina en el suroeste de Afganistán, permitirá que las fuerzas de EEUU hagan blanco en los insurgentes desde una distancia mayor', añade el artículo, que cita como fuente a funcionarios militares. Uno de los informantes admitió al Post: 'El uso de carros cuando llevamos tantos años de guerra podría ser visto por algunos afganos y estadounidenses como una señal de desesperación'.

DISPLAY CONNECTORS, SL.