Público
Público

La ONU alerta sobre un posible ataque a Alassane Quattara

Ba Ki- moon esta "profundamente" preocupado por la situación del presidente de Costa de Marfil en el Hotel Golf de Abiyán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha expresado su 'profunda' preocupación ante la posibilidad de que sea atacado el Hotel Golf de Abiyán, donde está la sede de Alassan Ouattara, el presidente de Costa de Marfil reconocido por la comunidad internacional. 'El secretario general sigue muy preocupado por el deterioro de la situación en Costa de Marfil', ha declarado su portavoz, Martin Nesirky, a través de un comunicado.

En él añade que el máximo responsable de la ONU está 'profundamente alarmado' por el llamamiento del líder del grupo más violento de seguidores de Laurent Gbagbo, las Juventudes Patrióticas, Charles Blé Goudé, de atacar el Hotel Golf a partir del próximo 1 de enero. 'La Operación de Naciones Unidas en Costa de Marfil (UNOCI) tiene un significativo número de personal militar y policial desplegado para garantizar la seguridad del Gobierno y los principales agentes políticos, de conformidad con su mandato establecido en la resolución 1962 (2010)', añadió Nesirky.

Por ello, Ban subraya que la ONUCI 'está autorizada a utilizar todos los medios necesarios para proteger a su personal, así como los funcionarios gubernamentales y otros civiles en el hotel'. 'El secretario general -apuntó su portavoz- desea advertir de que cualquier ataque contra las fuerzas de paz constituye un crimen de derecho internacional, por el que sus autores materiales e intelectuales tendrán que rendir cuentas'.

En ese sentido, detalló que cualquier ataque contra el Hotel Golf 'podría provocar una violencia generalizada que reavivaría la guerra civil', por lo que Ban pide a 'todos los que se puedan estar estudiando la posibilidad de participar en el ataque que se abstengan de tales acciones irresponsables y peligrosas'. Además, 'insta a todos los ciudadanos amantes de la paz de Costa de Marfil a que, por contra, contribuyan a la restauración de la estabilidad duradera y la democracia en su país'.

El director de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU, Alain le Roy, recalcó hoy en Abiyán que la ONUCI, que ahora cuenta con unos 10.000 militares, se quedará en el país y se enfrentará a los problemas que tenga para cumplir con sus misión de proteger a los civiles y al Gobierno de Ouattara.

Tras numerosas proclamas contra la ONU y una orden de Gbagbo, considerada ilegítima por la organización los 'cascos azules' se han visto obstaculizados en sus patrullas por Abiyán. El pasado martes, un convoy de tres de sus vehículos de la ONUCI con 22 'cascos azules' fue atacado por una turba de partidarios de Gbagbo en un barrio de Abiyán y uno de los soldados resultó herido por un machete y uno de los vehículos incendiado.

Blé Goudé ha arengado a sus seguidores a pesar de suspender las manifestaciones previstas en Abiyán, que había generado una grave preocupación por la brutalidad de las Juventudes Patrióticas, acusadas de numerosas violaciones de los derechos humanos durante el inicio de la anterior guerra civil.

En una alocución pública en el barrio de Yopougon, un reducto de Gbagbo en Abiyán, Blé Goudé, sometido a sanciones por la ONU desde 2006 por incitación al odio y otras violaciones de los Derechos Humanos, dijo que 'después del 1 de enero, los jóvenes marfileños y yo iremos sin armas a liberar el Hotel Golf'. Dicho emplazamiento está defendido por los antiguos rebeldes de las Fuerzas Nuevas y un contingente de 800 'cascos azules' de la ONUCI, que proteger a Ouattara y su Gobierno.