Publicado: 25.01.2016 21:49 |Actualizado: 25.01.2016 21:49

La ONU aprueba el envío de una misión política a Colombia para verificar el alto el fuego

EL Consejo de Seguridad de Naciones Unidas da luz verde a la solicitud del Gobierno colombiano y de las FARC y enviará a "observadores internacionales desarmados".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, asiste a un acto conmemorativo por el trigésimo aniversario de la toma del Palacio de Justicia de Colombia. - EFE

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. - EFE

NUEVA YORK.- El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado este lunes la creación de una misión que ayude a supervisar el alto el fuego definitivo negociado entre el Gobierno de Colombia y las FARC. El organismo da luz verde, de esa forma, a la solicitud cursada por ambas partes.

Por unanimidad, los quince miembros del Consejo adoptaron una resolución en la que encargan al secretario general de la organización, Ban Ki-moon, que inicie "inmediatamente" los preparativos para poner en marcha el operativo. De acuerdo con el texto adoptado, será una "misión política" formada por "observadores internacionales desarmados" que se desplegará tras la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC para un periodo inicial de 12 meses, prorrogables a petición de las partes.

Ban deberá presentar al máximo órgano de decisión de Naciones Unidas los detalles de esa misión como muy tarde en los 30 días siguientes a la firma definitiva del acuerdo de paz. El Consejo ha accedido igualmente a que los países miembro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) participen en la misión, tal y como habían propuesto el Gobierno y las FARC.



Ambas partes acordaron la semana pasada "crear un mecanismo tripartito de monitoreo y verificación del acuerdo sobre el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de las armas, que genere confianza y dé garantías para su cumplimiento". Entonces detallaron que el mecanismo estaría formado por representantes del Gobierno y las FARC y tendría también un "componente internacional": "una misión política" integrada por observadores de Naciones Unidas y de países miembro de la CELAC.

En estos tres años de negociaciones de paz el Ejecutivo de Juan Manuel Santos y la guerrilla han alcanzado cuatro acuerdos parciales ─desarrollo agrario y rural, participación política, cultivos ilícitos y víctimas─ pero aún quedan por cerrar los referidos al fin del conflicto y a la ratificación y verificación de lo pactado.

Las partes se han puesto como fecha límite para sellar la paz el próximo 23 de marzo, por lo que han decidido acelerar el ritmo de las conversaciones en La Habana. Hasta entonces, todo lo pactado permanecerá en el aire, dado que negocian bajo el principio de que 'nada está acordado hasta que todo esté acordado'.