Público
Público

La ONU compara las inundaciones en Pakistán con un tsunami

El secretario general, Ban Ki-Moon, volvió a pedir un esfuerzo económico a la comunidad internacional para ayudar a los 20 millones de afectados.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, volvió a hacer hincapié este viernes en que las inundaciones en Pakistán son muy serias.

Si hace varios días, Ban aseguró que era la peor catástrofe natural que había visto nunca, este viernes, lo comparó con un tsunami.'Que nadie se equivoque, esto es un reto global. Pakistán se está enfrentando a un tsunami a cámara lenta. Sus efectos destructivos se irán haciendo notar a medida que pase el tiempo', dijo.

Ayer, en una intervención en la Asamblea General de la ONU, Ban Ki-Moon volvió a insistir en que es necesario más dinero para que el país se recupere. 'Nos hacen falta todos esos recursos, y los necesitamos ahora. Las promesas que hagan hoy deben ir seguidas de acciones que se traduzcan en cambios reales', advirtió.

Naciones Unidas calculó que el total de la ayuda económica necesaria debería llegar a los 460 millones de dólares. Hasta ahora, la comunidad internacional ha contribuido con 295, lo que está cerca de la cifra.

Ban aseguró que hay entre 15 y 20 millones de personas afectadas por las lluvias, una cifra superior a la suma de los damnificados por el tsunami en el océano Indico en 2004, el terremoto de Cachemira de 2005, el ciclón Nargis en Birmania en 2008 o el reciente terremoto de Haití, subrayó.

Además, explicó que 8 millones de afectados necesitan alimentos, agua y refugio, mientras que a 14 millones se les debe proporcionar atención médica, particularmente en el caso de los niños y las mujeres embarazadas.

'Tenemos que responder al llamamiento de ayuda de Pakistán'Anoche, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, anunció un nuevo paquete de ayuda por valor de 60 millones de dólares. En total, los estadounidenses han donado ya 150 millones.

Clinton reconoció que muchos países, incluido el suyo, atraviesan dificultades económicas y ajustes presupuestarios, pero 'tenemos que responder al llamamiento de ayuda de Pakistán'.

'Sabemos que afrontamos una crisis humanitaria de proporciones monumentales, que está generando problemas económicos y de seguridad', agregó.