Publicado: 03.11.2013 11:44 |Actualizado: 03.11.2013 11:44

La ONU condena "enérgicamente" el asesinato de los dos periodistas galos

El Consejo de Seguridad reitera que las partes de un conflicto armado deben cumplir totalmente con las obligaciones aplicables bajo las leyes humanitarias internacionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha condenado "enérgicamente" este sábado el asesinato de dos periodistas franceses de la cadena Radio Francia Internacional (RFI) secuestrados el pasado martes en la ciudad de Kidal, en el norte de Malí. "Los miembros del Consejo de Seguridad reiteran su demanda a todas las partes de un conflicto armado deben cumplir totalmente con las obligaciones aplicables bajo las leyes humanitarias internacionales, incluidas aquellas relacionadas con la protección de civiles en un conflicto armado", señala el organismo en comunicado.

El Consejo de Seguridad de la ONU recuerda que los periodistas "generalmente son considerados como civiles y deben ser respetados y protegidos como tales". Asimismo, urge a las autoridades malienses a que los autores de estos asesinatos rindan cuentas ante la Justicia y a que investiguen "con celeridad" lo sucedido. El Consejo de Seguridad ha "reafirmado que todos los actos terroristas son criminales e injustificables".

Por otra parte, el organismo ha trasladado sus condolencias a los familiares de las víctimas y al Gobierno de Francia, y ha ratificado su "pleno apoyo" a la misión de paz de la ONU en Malí (MINUSMA) y a los soldados franceses que la apoyan.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores galo ha confirmado este sábado que los periodistas de la emisora RFI, Claude Verlon y Chislaine Dupong, han sido hallados muertos en Kidal. Según RFI, sus dos enviados especiales fueron secuestrados el martes cuando se encontraban frente al domicilio de Ambéry Ag Rissa, un dirigente del Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) en Kidal.

Ag Risa escuchó ruidos en la calle y vio que atacaban a culatazos el todoterreno de los periodistas y cómo fueron obligados a subirse a un todoterreno marrón claro. Los secuestradores amenazaron entonces a Ag Risa y le obligaron a meterse de nuevo en su casa. "Esta es la última vez que fueron vistos nuestros periodistas. No hemos tenido noticias desde entonces", informa RFI. Esta era la segunda vez que los dos periodistas visitaban Kidal después de que en julio visitaran por primera vez la zona para informar sobre las elecciones presidenciales malienses.