Público
Público

La ONU constata la presencia de yihadistas en Siria

Una comisión independiente asegura que "están llevando a los combatientes antigubernamentales a asumir posiciones mucho más radicales"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ONU ha confirmado la presencia de militantes yihadistas entre los extranjeros que combaten en Siria. 'Algunos se unen a las fuerzas antigubernamentales mientras que otros establecen sus propios grupos para actuar de forma independiente', ha anunciado ante el Consejo de Derechos Humanos Paulo Sergio Pinheiro, el presidente de la Comisión Independiente de Investigación auspiciada por Naciones Unidas que ha documentado las violaciones de los derechos humanos cometidas en el país en los últimos 18 meses.

La comisión ha podido comprobar que la presencia de 'estos elementos está llevando a los combatientes antigubernamentales a asumir posiciones mucho más radicales', agregó el presidente, que hoy realizó una actualización del informe que presentó el pasado 15 de agosto. Esta constatación da alas al régimen de Bachar al Asad, que ha denunciado la presencia militantes de Al Qaeda en Siria desde el principio de las revueltas.

'El objetivo es transformar los países de Oriente Medio en entidades de conflicto'

Para el embajador sirio, Faisal Al-Hamwi, es evidente que en Siria actúan 'grupos terroristas asesinos, con ideas religiosas extremistas, que persiguen fragmentar la región y convertirla en unos emiratos islamistas'. Al-Hamwi considera que la presencia de yihadistas en el país responde a un plan preconcebido para producir la fragmentación de Oriente Medio y satisfacer los intereses de EEUU e Israel. 'El mundo entero tiene claro que el objetivo de este plan no es la reforma política ni la democracia. El objetivo es transformar los países de Oriente Medio en entidades de conflicto, sin seguridad, en las que reine el caos', recalcó.

Según el embajador, estos terroristas proceden de un total de 17 países y son financiados por 'el dinero del petróleo y el gas' de países como Estados Unidos, Arabia Saudí, Qatar y Turquía. Por último, Al Hamwi criticó a la comisión por describir, pero no condenar, el impacto de las sanciones económicas en la población civil y por indicar que los crímenes cometidos por los grupos armados de oposición no tienen un carácter sistemático.

Y es que este último informe de la comisión ha vuelto a culpar al régimen sirio de graves violaciones de derechos fundamentales, a diferencia de los ataques de los grupos de la oposición, que, a juicio de Pinheiro, que 'si bien son serios, no alcanzan la gravedad, frecuencia y escala de aquellos cometidos por las fuerzas gubernamentales y por los Shabbiha -las milicias de Al Asad-'.

Sin embargo, Human Rights Watch sí que ha acusdo abiertamente a la oposición de ejecuciones extrajudiciales y sumarias y de torturas. La organizacín ha advertido de que este tipo de actos, en un contexto de conflicto armado, constituyen un crimen de guerra y, en caso de producirse de forma extensa y sistemática, un crimen contra la humanidad.

HRW acusa abiertamente a la oposición de ejecuciones sumarias y torturas

Pinheiro expresó su preocupación por el 'aumento dramático' de las tensiones sectarias, particularmente en las provincias de Latakia e Idilib. 'Secuestros y asesinatos acontecen entre suníes por un lado y chiíes y alauís por el otro. Otros grupos minoritarios, como cristianos y drusos están organizando sus propios grupos de autodefensa porque sus comunidades se sienten amenazadas por la creciente violencia sectaria'.

Pinheiro afirmó que la situación 'se ha deteriorado hasta un grado tal que es muy difícil describirla de manera justa en sólo unas palabras'. 'Las graves violaciones de derechos humanos han crecido en número, ritmo y escala. La frecuencia con la que estas violaciones ocurren impide a la comisión investigarlas. Los civiles, muchos de ellos niños, están sufriendo especialmente la espiral de violencia'.

El jurista brasileño hizo hincapié en el sufrimiento de los civiles, que no sólo se encuentran entre fuego cruzado, sino que son objetivo específico de las fuerzas de seguridad. 'Los bombardeos intensos que llevan a cabo las fuerzas gubernamentales ya no son un preludio para ataques por tierra, sino que muchas ciudades están padeciendo bombardeos constantes'. Pinheiro citó los casos de Homs e Idlib, y recordó que el 60 % de los sirios que han buscado refugio en Turquía provenían de esta segunda ciudad.

'Muchas ciudades están padeciendo bombardeos constantes'

El informe recrimina a los grupos de oposición no vestirse de forma distintiva para diferenciarse de los civiles, contar entre sus filas con menores de 18 años y no aplicar las normas de la guerra para evitar el sufrimiento de aquellos no combatientes. A las fuerzas gubernamentales la comisión les acusa de crímenes contra la humanidad y de crímenes de guerra, y a los grupos de oposición de graves crímenes de guerra, por los que todos 'deben responder ante la justicia'.

En este sentido, el jurista brasileño afirmó que la comisión ha realizado una segunda lista de individuos responsables de violaciones de los derechos humanos que ha sido entregada a la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay. Pinheiro defendió no hacer pública dicha lista para preservar la presunción de inocencia de los incluidos en ella, por la ausencia de un mecanismo de asunción de responsabilidades donde los acusados puedan defenderse, y por los métodos de investigación llevados a cabo, que no responden a los niveles que se precisan en un juicio justo.