Público
Público

La ONU estudia este viernes sanciones a Libia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá el viernes para estudiar el deterioro de la situación en Libia y discutir la posibilidad de imponer sanciones al régimen de Muamar el Gadafi, dijeron fuentes diplomáticas.

Esas mismas fuentes señalaron que se espera que en esa misma reunión un representante del Secretariado de las Naciones Unidas informe a los 15 miembros del máximo órgano de seguridad internacional de la evolución de los acontecimientos en el país magrebí.

'El Consejo estudia un variado abanico de opciones, sin descartar ninguna. Dada la urgencia de la situación, esperemos que los miembros pueden discutir opciones específicas cuando se reúnan mañana', indicó un diplomático occidental.

Reino Unido y Francia son los dos países que más interés han mostrado por endurecer la posturas del Consejo de Seguridad en relación con el régimen libio.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, señaló hoy en una conversación telefónica con su homólogo estadounidense, Barack Obama, que 'son necesarias medidas concretas', tras la condena emitida por el Consejo el pasado martes.

Sarkozy indicó que es necesario 'permitir el acceso inmediato de ayuda humanitaria'

Sarkozy indicó que es necesario 'permitir el acceso inmediato de ayuda humanitaria y sancionar a los responsables de la violencia contra la población civil libia', según informó la presidencia gala.

Por otra parte, según fuentes diplomáticas, China y Rusia se han mostrado reticentes a adoptar medidas que signifiquen una intromisión en los asuntos internos de un país soberano y puedan representar un precedente para futuras crisis.

Gadafi hizo hoy un llamamiento a la población para combatir a los rebeldes que, después de haber reforzado el control sobre una parte del país, se encuentran a las puertas de Trípoli.

En un mensaje telefónico retransmitido simultáneamente por las tres cadenas de televisión libias, el líder del régimen ha vuelto a acusar a los contestatarios de ser 'jóvenes locos y drogados, manipulados por los servicios extranjeros y que sirven a Al Qaeda y Bin Laden'.

Los sangrientos ataques contra los manifestantes prosiguen, mientras la rebelión se ha propagado al oeste y al sur del país donde nuevas ciudades han caído en las manos de los que se oponen al régimen dictatorial de Gadafi.

En las primeras horas de este jueves, una de las brigadas fieles al coronel Gadafi lanzó un ataque con armas pesadas contra los rebeldes en la localidad de Zouiya, a unos 100 kilómetros de la capital, lo que causó cien muertos y decenas de heridos.