Publicado:  16.04.2012 12:34 | Actualizado:  16.04.2012 12:34

La ONU pide "contención máxima" en Siria

Continúan en el país los bombardeos y enfrentamientos a pesar de la llegada de los observadores internacionales

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los primeros observadores de la ONU ya se encuentran en Siria para evaluar el alto el fuego decretado desde el pasado jueves. Sin embargo, los  combates se suceden a pesar de la tregua, que desde su aplicación ha dejado al menos 41 muertos. Los enfrentamientos se han reanudado el noroeste del país mientras el ejército de Bachar al Asad continúa su ofensiva en Hama y Homs (centro), según la oposición, que asegura que hoy han muerto  que más de una decena de personas han muerto.

"No hay un alto al fuego y ni siquiera un inicio de proceso político: esta será una de las misiones más difíciles que haya emprendido la ONU", estimó un diplomático de Naciones Unidas, a pesar de que el balance de muertos haya descendido después de meses en los que las víctimas se contaban a diario por decenas.

La misión de observación, votada el sábado por unanimidad por el Consejo de Seguridad de la ONU, se presenta como de alto riesgo para los seis observadores desarmados que se encuentran ya en la zona bajo la dirección del coronel marroquí Ahmed Himmiche.

"Este cese de la violencia es muy frágil, requiere un apoyo completo", pide Ban

Ante ello, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha exigido al Gobierno y a los rebeldes sirios una contención "máxima". "Este cese de la violencia es muy frágil, requiere un apoyo completo y la cooperación de todas las partes: autoridades sirias y fuerzas de la oposición", afirmó Ban en unas declaraciones conjuntas con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Ban advirtió de que cualquier problema "pequeño o involuntario" puede "romper este proceso tan frágil", por lo que pidió a todos su cooperación "para que continúe el proceso de negociación política". Además, reiteró varias veces que los observadores están "desarmados" y dejó claro que "es responsabilidad del Gobierno sirio" garantizar su libertad de acceso y de movimiento para poder comprobar el cese de la violencia. También recalcó que esta libertad de acceso "se aplica a todos: autoridades sirias y fuerzas de la oposición".

Siria aprobó esta misión de la ONU "ya que no tiene nada que esconder"

Explicó que el grupo de avanzada se incrementará hasta la treintena, y que el próximo miércoles propondrá al Consejo de Seguridad la autorización para el despliegue de una misión ampliada, compuesta por unas 250 personas. Ban confió en que el despliegue de esta misión ayude al final de la violencia en beneficio del pueblo sirio.

Los seis miembros de la misión de observadores de la ONU enviados a Damasco tienen previsto reunirse hoy con responsables del Gobierno de Bachar al Asad y con representantes de la oposición para explicarles su cometido. El secretario general de Naciones Unidas señaló que ese grupo "acaba de empezar su misión", por lo que todavía no ha recibido ningún informe sobre su actividad.

Siria aprobó esta misión "ya que no tiene nada que esconder, y espera que esos observadores transmitan la imagen real de lo que ocurre sobre el país", según indicó ayer la agencia oficial Saná. Desde el jueves, los medios de comunicación sirios informan sobre la casi totalidad de los episodios violentos denunciados por los militantes, pero las atribuyen sistemáticamente a los "terroristas". Las autoridades han denunciado una intensificación "histérica" de estos ataques de los "terroristas" y advertido que iban a acabar con ellos.

PUBLICIDAD

Comentarios