Público
Público

La ONU reconoce el esfuerzo de los Gobiernos progresistas en América Latina y el Caribe contra el hambre

La FAO asegura que podría ser la primera región en desarrollo en erradicar el hambre por completo gracias a la "hoja de ruta clara" propuesta por la Celac.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Un mercado callejero en caracas, Venezuela. - REUTERS

MADRID.- América Latina y el Caribe podría ser la primera región en desarrollo en erradicar completamente el hambre. La FAO, la agencia de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, ha aprovechado la V Cumbre de Presidentes y Jefes de Estado y de Gobierno de la Celac para ensalzar el trabajo del organismo regional en este sentido.

José Graziano da Silva, secretario general de la FAO, asegura que el plan de seguridad alimentaria de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) ofrece "una hoja de ruta clara para lograr el hambre cero en diez años", en 2025, es decir, cinco años antes del plazo dado por los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. 

La Celac echó a andar en 2011 con el impulso de los líderes de los llamados Gobiernos progresistas, entre los que destacaba el fallecido Hugo Chávez, para crear un nuevo espacio en América Latina gestionado desde América Latina. La labor del organismo en diferentes asuntos, como las conversaciones de paz entre las FARC y el Gobierno de Colombia, han sido igualmente reconocidos a nivel internacional.

Para Graziano, el Plan de Seguridad Alimentaria, Nutrición y Erradicación del Hambre (SAN), aprobado por la Celac en 2015, "representa la cristalización de la voluntad política de los gobiernos para erradicar el hambre en la próxima década". A juicio del secretario general de la FAO, acabar con el hambre por completo en América Latina y el Caribe es posible si todos los países "refuerzan la implementación" del Plan SAN del bloque regional. 

"Está región cuenta con todas las condiciones necesarias para lograrlo", remarcó Graziano durante un discurso tras el cierre de la cumbre que la Celac ha celebrado los últimos días en Punta Cana (República Dominicana). El representante de la ONU destacó que la labor del bloque ya está dando sus frutos e incidió en que no sólo permite luchar contra el hambre, sino también contra la obesidad, que afecta ya 140 millones de personas en la región, según el último informe de la FAO.

Asimismo, destaca la ONU, el plan de la Celac "promueve políticas públicas integrales para reducir la pobreza, mejorar las condiciones del mundo rural, adaptar la agricultura al cambio climático, acabar con el desperdicio de alimentos y hacer frente al riesgo de desastres". 

La Celac concluyó su reunión en República Dominicana con una declaración en contra de las políticas del nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, y con una defensa del diálogo en Venezuela y del fin del bloqueo a Cuba. En la cumbre participaron los mandatarios de Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, además de los de República Dominicana, El Salvador, Dominica, Haití, Guyana y Jamaica. Los presidentes de México, Panamá y Colombia cancelaron su participación a última hora, alegando motivos de agenda.