Público
Público

La ONU sospecha que hay más de 300 muertos en Egipto

La alta comisionada en derechos humanos alaba la "pacífica y valerosa" iniciativa de la oposición para derrocar a Mubarak

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, dijo hoy que está 'profundamente alarmada' por el número de víctimas en las protestas que tienen lugar en Egipto.

'Las víctimas han ido aumentando cada día, con informaciones no confirmadas que sugieren que hasta 300 personas podrían haber muerto, que hay más de 3.000 heridos y cientos de detenidos', señaló Pillay, en un comunicado.

En su opinión, 'la población está claramente rechazando un sistema que les ha privado de sus derechos fundamentales, y que ha cometido un abanico de graves abusos, entre ellos el empleo muy extendido de la tortura', afirmó la responsable de la ONU.

Ante la perspectiva de que un millón de personas salgan hoy a las calles para manifestarse, urgió al Ejército y a la policía a que actúen 'con el mayor cuidado', al tiempo que exhortó a la población a evitar cualquier acto de violencia que pueda 'manchar lo que se ha conseguido de manera tan extraordinaria hasta ahora'.

En otro pasaje de su declaración pública, Pillay señaló que 'el hecho de que el Gobierno egipcio haya mantenido la Ley de Emergencia vigente durante 30 años es un claro signo de que los derechos humanos no están entre sus prioridades'.

'Que la ley de emergencia prevalezca 30 años es un signo de que los derechos humanos no son una prioridad'

Destacó que el movimiento popular contra el régimen del presidente Hosni Mubarak se ha desarrollado generalmente de una manera 'pacífica y valerosa' y que el mundo entero tiene los ojos puestos en cómo las autoridades van a reaccionar frente a la continuación de las protestas.

En ese sentido, recalcó que 'la gente no debe ser detenida arbitrariamente por el simple hecho de protestar o expresar sus opiniones políticas, aunque éstas no gusten a quienes están en el poder'.

Asimismo, Pillay expresó su inquietud por el 'vacío de seguridad' que se registró el fin de semana luego de que las fuerzas policiales abandonaran las calles, lo que abrió paso a saqueos y aumentó las probabilidades de una situación de caos.

'Creo que debe haber una clara investigación de porqué las autoridades tomaron la decisión de exponer a la población a un riesgo considerable y quién fue el responsable de tal violación al derecho de las personas a la seguridad'.

De otra parte, la máxima responsable de la ONU para derechos humanos elogió el anunció del Ejército egipcio de que nunca utilizará la fuerza contra el pueblo, pero les pidió que pongan fin a los vuelos a baja altura de aviones de combates.