Público
Público

La ONU ve posibles crímenes contra la humanidad en Nigeria

En el último mes radicales islamistas han atacado repetidamente a la comunidad cristiana, causando decenas de víctimas mortales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el norte de Nigeria se ha desatado el odio y en las últimas semanas los radicales islámicos han atacado en diversas ocasiones a la comunidad cristiana, causando un gran número de muertos. Todavía no hay datos fiables sobre el número de víctimas total, pero se sabe que la mayoría son civiles que han sufrido atentados mientras se encontraban en las iglesias. Ahora, el caso ha llegado a Naciones Unidas.

La organización islamista Boko Haram, que se ha atribuido la mayoría de ataques, y otros grupos implicados 'pueden ser responsables de crímenes contra la humanidad', afirmó hoy la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay.

Esta responsabilidad recaería sobre ellos si se establece que han cometido ataques sistemáticos y generalizados contra civiles, por razones que incluyan su pertenencia étnica o religiosa.

En las últimas semanas, Boko Haram -cuyo nombre significa 'La educación no islámica es pecado'- ha reforzado sus actos violentos contra los cristianos, dejando decenas de muertos.

La ONU ha instado a las comunidades a 'poner fin a la espiral de violencia sectaria'

Pillay instó a los líderes religiosos y de opinión nigerianos a que se unan de manera contundente para 'poner fin a la espiral de violencia sectaria' y que eviten 'caer en la trampa' de realizar declaraciones provocadoras.

Consideró que es esencial que los líderes de las comunidades musulmana y cristiana condenen al unísono la violencia, incluidos los actos de venganza. Así, les recomendó que pidan a sus seguidores que colaboren a identificar y ayuden a detener a quienes participen en asesinatos y otros actos violentos.

'Un día es una Iglesia, el otro es una mezquita y al siguiente un grupo secular', señaló la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, refiriéndose a los atentados contra establecimientos de diversa índole religiosa.

Para Pillay, esta nueva ola de violencia ha alcanzado tales proporciones que incluso 'amenaza' la unidad de Nigeria como país federado al poner en cuestión la tolerancia religiosa.

Con más de 150 millones de habitantes, Nigeria es el país más poblado de África. De sus habitantes, la mitad es de confesión musulmana y reside en general en la mitad norte, mientras que el otro 50 % son cristianos asentados en el sur.