Publicado: 19.05.2014 18:06 |Actualizado: 19.05.2014 18:06

Operación internacional para desmantelar una red criminal de 'Blackshades'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Oficina Europea de Policía (Europol) anunció hoy el arresto de 81 personas y el desmantelamiento de una red de criminales que operaron en 10 países de todo el mundo para introducir el programa de intrusión cibernética "Blackshades", que permite controlar un ordenador a distancia. La operación se llevó a cabo con la cooperación de las autoridades de Holanda, Bélgica, Francia, Alemania, el Reino Unido, Finlandia, Austria, Estonia, Dinamarca, Estados Unidos, Canadá, Chile, Croacia e Italia, así como del FBI, precisa Europol en un comunicado.

A lo largo de dos días se realizaron registros en 300 viviendas en todo el mundo y se incautaron 1.000 dispositivos de almacenamiento de datos que estaban siendo utilizados en actividades ilegales, así como dinero en líquido, armas de fuego, y drogas. Europol cita el caso de un joven de 18 años en Holanda que infectó con este programa al menos 2.000 ordenadores para controlar las cámaras web de las víctimas y tomar fotos. "Este caso es un ejemplo más de la necesidad crítica de operaciones coordinadas de aplicación de la ley contra el creciente número de delincuentes cibernéticos que operan a nivel comunitario y mundial", señaló el jefe de la unidad de cibercrimen de Europol, Troels Oerting.

El FBI de EEUU y policías de otros 16 países han detenido a 97 piratas informáticos en una operación mundial contra una red que vendía software para obtener acceso total a ordenadores personales y espiar las cámaras web de internautas sin su conocimiento, informaron hoy fuentes oficiales. El Departamento de Justicia de Estados Unidos informó de esta operación mundial que comenzó con pistas aportadas por el Buró federal de Investigaciones (FBI) a sus socios de la Unión Europea (UE), donde se ha producido la mayor parte de las detenciones e interrogatorios.

El software, conocido como Blackshades, que se vendía por unos 40 dólares en internet, llegó a infectar más de 2.000 ordenadores y permitía a los piratas informáticos controlar las cámaras web de las víctimas y tomar fotos de mujeres con objetivos ilícitos. En la operación se registraron 359 inmuebles y se confiscó dinero en efectivo, armas, drogas y un millar de dispositivos de almacenamiento de datos. Las detenciones más importantes, que se llevaron a cabo durante dos días la semana pasada pero se anunciaron hoy.

Los investigadores creen que unos 200.000 nombres de usuarios y contraseñas también se han podido ver comprometidos por el uso de este software, que se activaba al pinchar en enlaces incluidos en correos electrónicos, que supuestamente llevaban a fotos o vídeos en redes sociales.