Publicado: 01.08.2015 14:56 |Actualizado: 01.08.2015 14:56

La oposición británica quiere que Cameron exija indemnizaciones a Francia por la crisis migratoria

Los laboristas creen que Francia es la responsable del caos en el Eurotúnel, que está afectando a camioneros, empresas y veraneantes del Reino Unido

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
La crisis de inmigrantes que se vive en la zona fronteriza entre Francia e Inglaterra ha provocado atascos multitudinarios. EFE

La crisis de inmigrantes que se vive en la zona fronteriza entre Francia e Inglaterra ha provocado atascos multitudinarios. EFE

LONDRES.- La líder en funciones del Partido Laborista británico -primero de la oposición-, Harriet Harman, ha pedido al primer ministro, David Cameron, que exija a Francia una compensación por el caos en el puerto francés de Calais, que está afectando a la economía británica.

En una carta difundida hoy, Harman insta al jefe del Gobierno a pedir indemnizaciones para los camioneros, empresas y veraneantes británicos que se han visto perjudicados por los retrasos e interrupciones en el eurotúnel.

La situación de crisis en Calais, donde se ubica el túnel que une Francia e Inglaterra por debajo del canal de la Mancha, se deriva de los intentos diarios de cientos de inmigrantes para penetrar en esa instalación a fin de llegar al Reino Unido.



"No es correcto que las empresas y las familias británicas tengan que afrontar estos costes por los fallos de seguridad en la frontera de Francia", escribe la laborista.

Harman dice a Cameron que, en sus conversaciones con el presidente francés, François Hollande, ha de incluir "una petición de indemnización respaldada por toda la presión diplomática que sea necesaria". "Esa compensación debería cubrir todas las pérdidas", puntualiza.

La diputada también critica la gestión del primer ministro conservador, de la que dice que no ha reportado "ninguna solución seria a la crisis" pues no se han iniciado gestiones diplomáticas para presionar al Gobierno francés a fin de que tramite las solicitudes de asilo de los inmigrantes.

En lugar de eso, añade, Cameron se ha dedicado a "inflamar la situación con lenguaje incendiario y divisorio, que solo servirá para hacer escalar el problema".

Hace unos días, el líder "tory" causó polémica al describir como "plaga" a los inmigrantes que intentan llegar a Inglaterra.

Unos 3.500 inmigrantes indocumentados, que se alojan en un campamento provisional en Calais, han tratado de penetrar en el eurotúnel esta semana para cruzar a territorio británico, mientras que al menos 9 han muerto en el intento en los últimos dos meses.

Las interrupciones y retrasos que esto provoca han afectado a los camiones que transportan mercancías entre el Reino Unido y la Europa continental y a los turistas que salen de vacaciones, mientras que algunos negocios del sur de Inglaterra también se han visto perjudicados.

El condado más desfavorecido es el de Kent, donde se ubica la terminal inglesa del eurotúnel y que ha tenido que poner en marcha una operación de carreteras especial para que los camiones afectados puedan aparcar en la autopista.

Cameron y Hollande hablaron ayer por teléfono sobre la crisis y acordaron seguir trabajando para abordar la inmigración ilegal, según un comunicado.

El primer ministro anunció el viernes además que el Reino Unido enviará "más perros adiestrados, más vallas y más asistencia" para reforzar la seguridad en Calais, lo que se suma a los 120 agentes de policía adicionales que ha enviado el Gobierno francés.