Público
Público

La oposición comienza su campaña contra Maduro

El líder opositor Henrique Capriles acusa al presidente de querer colocar a Maduro como sucesor directo pese a que Chávez anunció que éste tendría que someterse a las urnas en enero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La nueva intervención a la que tendrá ser sometido Hugo Chávez, tras detectarle más 'células malignas', y la designación del vicepresidente Nicolás Maduro como su sucesor al frente del PSUV ha levantado ya las primeras reacciones de la derecha en la oposición encabezada por Henrique Capriles en los días previos que las elecciones regionales que se celebrarán el próximo domingo.

Capriles, rival de Chávez en las pasadas elecciones presidenciales y el líder de la Mesa de Unidad Democrática (MUD),  ha vuelto a acusar al actual presidente de querer perpetuar en el poder a su partido. Así, ha dicho que 'en Venezuela no hay sucesión' en referencia Nicolás Maduro. 'Ante cualquier interrogante, la Constitución tiene la respuesta. En Venezuela no hay sucesión, en eso nuestra Constitución es clarita. Los interrogantes debe resolverlos el pueblo, porque la soberanía reside en el pueblo y siempre será así'.

Sin embargo, estas declaraciones chocan frontalmente con lo que el propio Chávez manifestaba el domingo, cuando dijo que, si algo le pasara habría que convocar elecciones presidenciales y, en ese sentido, recomendó votar a Maduro. Si 'como dice la Constitución, se presentara alguna circunstancia sobrevenida que a mí me inhabilite para continuar al frente de la presidencia', dijo Chávez, Maduro debería 'concluir el periodo actual'. Este periodo finaliza el 10 de enero con la asunción de la nueva etapa presidencial para la que Chávez fue elegido el pasado 7 de octubre. Y entonces debería someterse a las urnas.

Aún así, Capriles ha hecho un llamamiento 'a los seguidores y a todos los venezolanos, a abrazar hoy más que nunca la Constitución, la institucionalidad, la democracia'. 'Los aventureros quedarán como eso, como aventureros', ha advertido. Además, Capriles ha acusado al Gobierno de 'mentir' durante la campaña para las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre, ya que aseguró que Chávez estaba totalmente recuperado del cáncer. 'Algo estaba pasando y el país nunca lo conoció, hay que hablar con la verdad', ha subrayado.

El líder opositor también ha reiterado su mensaje de apoyo a Chávez en el marco de su recuperación médica. 'Esperamos que Dios lo bendiga y la Virgen lo cubra con su manto. La luchas políticas son distintas a lo que toca el ser humano y los venezolanos nos caracterizamos por ser solidarios', ha señalado.

Interrogado sobre las consecuencias políticas que podría tener la inhabilitación del jefe de Estado, Capriles ha asegurado que no está 'sacando cuentas' ni 'jugando'. 'Es un momento difícil y, como le dije al presidente, somos constructores de país', ha apuntado. Si bien, ha instado a la población a votar en las elecciones municipales y regionales que se celebrarán el próximo domingo en los 23 estados del país, en las que aspira a la reelección como gobernador del estado de Miranda, ubicado en el norte de Venezuela.

Por su parte, los candidatos afines a Hugo Chávez en las elecciones regionales consideran que la enfermedad del presidente aumenta su favoritismo de cara a los comicios. 'Estamos tristes, el pueblo está triste, pero al chavismo no le inhabilita la tristeza; al contrario, en los momentos de mayor tristeza el chavismo crece y se fortalece', ha asegurado el exvicepersidente del Ejecutivo Elías Jaua, que disputará el estado de Miranda a Capriles.

El mandatario, añadió, les ha exigido a sus candidatos ganar la totalidad de los 23 gobiernos regionales en disputa. 'Tal y como lo ordenó el presidente Chávez, estamos obligados a ganar las 23 para que así ninguna gobernación sea usada para la desestabilización del país, como ha sucedido' con las que están en poder de la oposición, dijo Jaua flanqueado por los otros 22 candidatos oficialistas. En ese sentido descartó de plano que exista alguna posibilidad de que la condición de Chávez obligue a suspender o aplazar las elecciones regionales y sostuvo que 'los que no quieren elecciones son los que van a perder'.

También ha recibido el presidente un respaldo incondicional de las Fuerzas Armadas venezolanas. En una carta emitida por el ministro de Defensa, almirante Diego Molero, asegura que 'le reiteramos que somos fieles a su persona, a la revolución y al pueblo. Cuente usted durante su ausencia que los soldados del Ejército, Armada, Aviación, Guardia Nacional y Milicia bolivariana garantizaremos con nuestra vida la patria socialista conquistada'.

Molero señaló que los hombres de armas venezolanos sienten 'admiración' por el presidente y 'apego absoluto a su filosofía'. 'Tenga la certidumbre que la patria que usted ha despertado y construido en tan corto tiempo no se perderá en nuestras manos pues esta Fuerza Armada Nacional Bolivariana es del pueblo y para el pueblo', señaló. '¡Cuente con la lealtad plena de su Fuerza Armada Nacional Bolivariana! !Rodilla en tierra frente a usted mi comandante! ¡Independencia y Patria Socialista!, ¡Viviremos y venceremos', finaliza la carta.

Este domingo, Chávez anunció en una comparecencia televisiva que su equipo médico le ha detectado más 'células malignas' en la zona donde sufrió cáncer, por lo que 'es absolutamente imprescindible' que se someta a otra intervención quirúrgica, que volverá a tener lugar en Cuba.

Desde junio de 2011, cuando le fue diagnosticado un cáncer en la zona pélvica, el jefe de Estado, de 58 años de edad, se ha sometido a tres intervenciones quirúrgicas, a cuatro ciclos de quimioterapia y a seis de radioterapia.

A lo largo de este año, el presidente se ha enfrentado a críticas de la oposición por recibir tratamiento médico en Cuba y no en Venezuela y por sus prolongadas ausencias del país. Pero también ha recibido el apoyo y el ánimo de numerosos mandatarios latinoamericanos, empezando por Fidel Castro, como por parte de Evo Morales, Rafael Correa o Cristina Fernández entre otros.

El hermetismo en torno a su tratamiento contra el cáncer ha disparado las especulaciones sobre el verdadero estado de salud de Chávez, incluso la prensa internacional ha llegado a publicar que estaba en estado terminal, algo desmentido en reiteradas ocasiones por el propio mandatario. Chávez ganó las elecciones presidenciales del pasado 7 de octubre consiguiendo así su cuarto mandato consecutivo. No obstante, la metástasis pone en peligro su continuidad en el Palacio de Miraflores, por lo que ha pedido a sus simpatizantes que apoyen a Maduro como su sucesor, por si 'ocurre algo'.