Público
Público

La oposición egipcia denuncia irregularidades en las votaciones de la Constitución

El referéndum se celebra en un ambiente polarizado entre opositores y seguidores de Mursi, promotores de una Carta Magna islamista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los colegios electorales han abierto sus puertas en Egipto de cara a la celebración de la primera de las jornadas en las que está dividido el referéndum constitucional, en el que los ciudadanos votarán para aprobar o rechazar el texto presentado por la Asamblea Constituyente al presidente, Mohamed Mursi, a principios de diciembre. De momento, la participación está siendo baja, según informa el diario 'Al Ahram'.

El Frente de Salvación Nacional (FSN), que agrupa a gran parte de la oposición egipcia no islamista, denunció hoy 'irregularidades generalizadas' en el referéndum constitucional y acusó a los Hermanos Musulmanes de querer falsear el proceso. En un comunicado, el FSN expresó 'su profunda preocupación y su disgusto por el volumen de irregularidades durante el referéndum', y aseguró que ello 'demuestra la intención clara de los Hermanos Musulmanes de falsear la voluntad de los electores para hacer pasar la Constitución'.

También el Movimiento Juvenil 6 de Abril denunció hoy que su equipo de observadores ha detectado a funcionarios del Gobierno haciendo pasar por jueces en algunos colegios electorales de El Cairo. La denuncia figura en el primer informe de la observación que hasta las 12:00 hora local (10:00 GMT) ha efectuado esta agrupación en la primera etapa del referendo sobre la nueva Constitución. El grupo ha llamado a todos los ciudadanos a comprobar la identificación y la acreditación de los jueces, y ha denunciado varios casos en El Cairo en los que, inquiridos por votantes, los jueces resultaron ser funcionarios o se negaron a mostrar su documentación. 

Además, el Consejo Nacional de Derechos Humanos, un grupo local de supervisores electorales, informa de que miembros del partido salafista Nour están haciendo campaña a favor de la aprobación de la Constitución, impulsada por Mursi, a escasos metros de un centro de votación, lo que es ilegal.

La votación se celebrará en dos fases, la primera hoy y la segunda el 22 de diciembre. Durante la jornada de este sábado se votará en El Cairo, Alejandría, Daqahliya, Gharbiya, Sharqiya, Assiut, Sohag, Aswan, Sinaí Norte y Sinaí Sur. Alrededor de 51 millones de votantes están llamados a votar en conjunto del proceso, que se celebrará en 351 colegios electorales y 13.099 subestaiones de todo el país. Según la Comisión Electoral, habrá entre 7.000 y 10.000 jueces supervisando el proceso, a pesar del boicot lanzado contra el proceso por el Club de Jueces, la organización más importante de este tipo en el país.

El Club de Jueces argumentó que su postura final se basa en la negativa de la inmensa mayoría de las diversas asociaciones de jueces del país a participar en el referéndum como supervisores.

El referéndum se celebrará en un ambiente altamente polarizado entre los seguidores y los opositores a Mursi, que le acusan de acumular poder y promover una Carta Magna que solo representa a los islamistas, corriente en la que se enmarca su formación, el Partido Libertad y Justicia, vinculado a Hermanos Musulmanes.

Sin embargo, se espera que los partidarios de la nueva Constitución salgan victoriosos del plebiscito, sobre todo gracias a la disciplina de los Hermanos Musulmanes a la hora de impulsar el voto y por el cansancio de la población ante los disturbios. Por eso, más de 120.000 soldados y 6.000 tanques han sido desplegados en las calles con orden de proteger las urnas y las sedes de las instituciones del Gobierno ante los disturbios que puedan generarse.

En los últimos incidentes violentos antes de la apertura de los colegios electorales, al menos 19 personas resultaron heridas el viernes en los enfrentamientos registrados entre partidarios y detractores del presidente de Egipto en la ciudad de Alejandría.

Los enfrentamientos comenzaron cerca de una mezquita en la que opositores al presidente estaban repartiendo panfletos contra el plebiscito, lo que causó la ira de los simpatizantes, en su inmensa mayoría islamistas, del jefe de Gobierno. Tras los mismos, miles de personas han rodeado la mezquita afirmando que varios salafistas responsables de los incidentes han buscado refugio en su interior, según ha informado el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.

Al menos ocho personas han fallecido y centenares han resultado heridas durante las protestas sobre el plebiscito que han tenido lugar durante las últimas tres semanas , mientras importantes figuras de la oposición han advertido de un baño de sangre si el referéndum se lleva finalmente a cabo.