Público
Público

La oposición plantea dudas en Siria sobre la matanza de policías

Los agentes fueron ejecutados por haber desertado, según algunas versiones que salen del país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tanques y blindados del Ejército sirio asediaron ayer Yisr al Shugur, en el noroeste del país, un día después de que Damasco denunciara la muerte de unos 120 miembros de las Fuerzas de Seguridad y de la Policía a manos de supuestas 'bandas armadas' en esta localidad de la provincia de Idlib.

La información procedente de Siria es escasa y contradictoria puesto que el Gobierno del presidente Bashar al Asad no permite que trabajen en el país corresponsales extranjeros y controla férreamente las noticias que publican los medios estatales. Sin embargo, los activistas utilizan las redes sociales y el teléfono para difundir información, aunque a menudo esta no se puede contrastar.

Damasco dice que sus 120 hombres murieron a manos de bandas armadas

Mientras, en La Haya, varios grupos sirios y de derechos humanos instaron ayer a la Corte Penal Internacional (CPI) a investigar la muerte de más de mil civiles en las protestas contra el régimen. Sin embargo, la oficina del fiscal de la CPI indicó que su jurisdicción sólo cubre crímenes cometidos en Siria por ciudadanos de Estados signatarios del tribunal. En París, la embajadora de Siria, Lamia Sakur, anunció ayer su dimisión, en reconocimiento de la 'legitimidad de las demandas de la población'.

Durante la jornada de ayer circularon distintas versiones sobre lo ocurrido en Yisr al Shugur en las últimas horas. Una de ellas apunta a que los 120 miembros de las Fuerzas de Seguridad y la Policía muertos podrían haber sido abatidos por sus propios compañeros de armas después de negarse a disparar contra los manifestantes que protestaban contra el régimen. Esta versión está en consonancia con otras similares que han circulado desde que se iniciaron las revueltas en la ciudad de Derá, al sur del país, a mediados de marzo.

Es la versión que parece más creíble y, de ser cierta, podría indicar que en las filas del Ejército existe una significativa oposición a los responsables del país que parecen determinados a acabar con las protestas a cualquier precio.

El Ejército de Al Asad asedia la localidad de Yisr al Shugur

Situada a sólo 20 kilómetros de Turquía, en Yisr al Shugur tuvo lugar a principios de los años ochenta una revuelta islamista que fue aplastada por el Ejército, con un balance elevado de muertos. Su población es mixta, de mayoría suní pero con presencia alauí.

Una segunda versión apunta a que un número indeterminado de soldados enviados a Yisr al Shugur ha desertado y se han unido a los manifestantes civiles. El choque, según este relato, entre los soldados leales al régimen y los desertores es lo que produjo las víctimas de los dos bandos. También es posible que las dos versiones sean ciertas al mismo tiempo.

En cambio, la explicación del Gobierno, que atribuye a 'bandas armadas' la muerte de los 120 soldados y policías, es difícil de sostener. El Gobierno ya ha usado esta explicación con frecuencia durante los últimos meses, sin aclarar cómo es posible que miembros de las Fuerzas de Seguridad armados hayan sido abatidos por 'bandas armadas' y no al revés.

Activistas sirios indicaron que las tensiones empezaron la semana pasada

Pese a que el Gobierno ha denunciado con insistencia la existencia de esos grupos, no ha aportado información clara de que existan en realidad, y aún menos de que las bandas sean capaces de enfrentarse al Ejército con posibilidades de éxito.

Activistas sirios señalaron que vehículos blindados para el transporte de tropas y tanques se dirigían ayer hacia Yisr al Shugur por varias carreteras. El mayor contingente de tropas podría haber salido de Homs, en el centro del país, una ciudad que también ha sido testigo de protestas que han terminado con un elevado número de víctimas.

Aunque Yisr al Shugur se encuentra asediada y el Ejército ha cortado la electricidad, algunos vecinos han logrado huir y han buscado refugio en Turquía. Otros han escapado en dirección a Lataquía, en la costa mediterránea, o en otras direcciones. La población teme que el Ejército entre a saco en Yisr al Shugur y los masacre. Activistas sirios indicaron que las tensiones empezaron la semana pasada, cuando paramilitares dispararon contra la población que se manifestaba contra el régimen. Se cree que desde entonces han muerto unos 40 civiles.