Público
Público

Los opositores sirios denuncian bombardeos en zonas cercanas al supuesto ataque químico

Las tropas 'assadistas' han lanzado supuestamente cohetes y morteros contra suburbios próximos a Damasco. Tras esto, se han sucedido varias explosiones en aparente contraataque rebelde

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las fuerzas leales al presidente sirio, Bashar al Asad, han bombardeado este jueves los suburbios de Damasco controlados por los rebeldes, según han informado varios activistas, un día después de que supuestamente llevaran a cabo un ataque químico en la misma zona.

Al parecer, las tropas de Al ASad han lanzado cohetes y morteros contra Zamalka y Jobar, dos de los suburbios del este de Damasco que ayer sufrieron un ataque con armas químicas, de acuerdo con activistas y opositores.

El activista Jaled Amer ha asegurado que se han producido varias explosiones en Zamalka y Jobar, en este último caso en instalaciones del Ejército y en almacenes de tanques militares, en un aparente contraataque rebelde.

Un testigo asegura que se han producido varias explosiones, entre ellas, a instalaciones del ejército

Fadi al Shami, miembro de la Brigada Tahrir al Sham, ha aseverado que se está produciendo una fuerte lucha en el eje Zamalka-Jobar y que las tropas rebeldes se han aproximado a las líneas del régimen, en parte, para estar protegidos ante otro ataque químico.

Además, los activistas consultados por la agencia de noticias Reuters han asegurado que el suburbio de Qaboun, ubicado en el norte, y el campamento de refugiados palestinos de Yarmouk, en el sur, también han sido atacados.

Varios activistas denunciaron el miércoles que el Ejército sirio había llevado a cabo un ataque con armas químicas en suburbios del este de Damasco y que habría dejado cientos de muertos. El líder opositor George Sabra ha hablado incluso de 1.300 fallecidos.

El Ejército sirio, por su parte, ha negado el uso de armas químicas y ha considerado que estas acusaciones son una muestra de 'la histeria y las dificultades' de la oposición a Al Asad, que pretendería 'desviar a los investigadores de la ONU de su labor'.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha pedido 'claridad' sobre este supuesto ataque químico, pero no ha hecho un llamamiento expreso para que el grupo de expertos de la ONU que se encuentra en Siria investigue lo ocurrido.

El ataque coincide con la llegada de un equipo de expertos de la ONU para investigar el uso de armas químicas

Este supuesto ataque químico coincide con la llegada a Siria de un equipo de expertos de la ONU -liderado por el sueco Ake Sellstrom- para investigar el uso de armas químicas. Las pesquisas se centrarán en tres lugares, aunque se seguirán analizando otros casos, 'incluido el más reciente'.

Por su parte, el 'número dos' de la Secretaría General de la ONU, Jan Eliasson, ha confiado en que Sellstrom, que ya negocia con el régimen sirio para investigar también esta denuncia, consiga la autorización necesaria para visitar el lugar del supuesto ataque químico.

'Esperamos poder llevar a cabo una investigación. Sellstrom y su equipo ya están en Damasco, así esperamos que el Gobierno les dé acceso a la zona', ha dicho a la prensa al término de la reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad.