Público
Público

Ortega se dispone a ganar en medio de "anomalías"

Sólo dos de los ocho comandantes sandinistas siguen leales al presidente de Nicaragua

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La realidad se empeña, una y otra vez, en desmontar mitos y leyendas. En 1979, nueve comandantes sandinistas dirigieron a los rebeldes que derrotaron al dictador Somoza. Los nuevos barbudos entraron en Managua subidos en tanques y la epopeya dio la vuelta al mundo. La alianza de los nueve héroes sólo es un recuerdo en blanco y negro. Hoy pelean en trincheras electorales enfrentadas.

El más famoso, Daniel Ortega, es el máximo favorito para ganar las elecciones presidenciales celebradas ayer. Nadie duda de su triunfo, aunque al cierre de esta edición se desconocían resultados oficiales. Tanto la Organización de Estados Americanos (OEA) como la UE se quejaron amargamente de distintas 'anomalías' y 'restricciones'. De hecho, la OEA denunció que se les impidió entrar al conteo en un 20% de mesas. 'Lo sucedido es preocu-pante', se quejó Dante Caputo, excanciller argentino.

La OEA denuncia la expulsión de sus observadores en un 20% de las mesas

El voto de Ortega se hizo esperar, cuestión de intriga. Cientos de seguidores le acompañaron a última hora de la tarde. Un voto que contrastó radicalmente con el de Humberto, su hermano mayor. Alejado de todos los focos mediáticos, el otro gran comandante, verdadero hombre fuerte del país durante 15 años, vivió las elecciones más tranquilas de su vida.

Empresario y escritor, residente en Costa Rica, Humberto esbozó su teoría del centrismo frente a las derechas e izquierdas. Tan centrista es que ha llegado a criticar actuaciones de Daniel sin criticarle a él. 'Sin consenso político no se pueden hacer cambios constitucionales', adoctrinó tras las maniobras de su hermano pequeño para ser reelegido saltándose la Constitución.

Junto a Daniel sólo permanecen dos de los comandantes: Tomás Borge y Bayardo Arce. El primero, destinado a Lima como embajador, ha esquivado un alud de denuncias por enriquecimiento ilícito, lo que le ha apartado del círculo más íntimo de Ortega. Bayardo Arce figura entre los asesores económicos del presidente. Eso sí, asegura estar fuera de la dirección del partido: 'El aporte que yo le doy es trabajar por la buenandanza económica del país'.

El crecimiento del 4,5% y los programas sociales sostienen a Ortega

La bonanza económica que cita Arce tiene cifras: crecimiento del 4,5% en 2011. Una lluvia de millones procedente del petróleo venezolano (2.000 millones desde 2007) que son repartidos entre distintos planes sociales y la puesta en marcha de televisiones. Programas como Techos de zinc, que ha repartido láminas para mejorar 236.000 viviendas. O como el subsidio de bonos y créditos, además de la paga especial de 30 dólares para funcionarios públicos. Nicaragua sólo paga la mitad del petróleo que recibe y el resto, a 25 años. Por eso, Ortega avisa: 'Si no me votan, ese dinero se va'.

En la disidencia sandinista se mueven sin tapujos tres antiguos comandantes: Víctor Tirado, Luis Carrión y Henry Ruiz. Este último, desde la izquierda, no duda en igualar a Ortega con Silvio Berlusconi: 'Está entregado a la gran empresa y se ha apropiado de los medios de comunicación'.

Ruiz insiste en los paralelismos entre el 'orteguismo' y la dictadura de los Somoza: 'Es un asesino y violador de la Constitución'. Tirado también golpea duro: '¿Revolución? ¿Cuál revolución? Daniel Ortega la enterró, la aplastó'. Los tres disidentes militan en el Movimiento Renovador Sandinista y apoyan al candidato liberal Fabio Gadea. El octavo comandante, Jaime Wheelok, permanece alejado de la política y dirige el Instituto para el Desarrollo y la Democracia. El noveno, Carlos Núñez, ha fallecido.

Ortega no se ha dejado atrapar por la melancolía de la soledad. A lo largo de los años ha sustituido a sus antiguos correligionarios por su familia. Su mujer, Rosario Murillo, mueve los hilos del poder.

Y también los fondos venezolanos, fundamentales para la marcha de medios de comunicación. Al frente de ellos, la familia: Daniel Ortega Jr. y su hermano Tino dirigen el Canal 4; Rafael Ortega, el mayor de los hijos, Radio Ya; Juan Carlos, Canal 8 y el resto de hermanas, Canal 13.

Murillo, desde su hogar convertido en sede gubernamental, ha logrado diseñar el nuevo 'orteguismo'. El resultado electoral confirmará si es una buena arquitecta.