Público
Público

La OTAN admite que ha matado a civiles al bombardear Trípoli

Nueve personas, incluidos dos bebés, mueren por el "fallo de un sistema de armamento" de la Alianza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Alianza Atlántica reconoció ayer noche en un comunicado que uno de sus misiles dio muerte por error a civiles en Libia, después de que el régimen de Muamar Gadafi acusara a la OTAN de ser responsable de la matanza de nueve civiles, incluidos dos bebés, en un ataque aéreo en la noche del sábado al domingo en el barrio Al Arada de Trípoli. Las autoridades invitaron a la prensa extranjera presente en la capital libia a ver los edificios destruidos y los cadáveres de varias víctimas en un hospital.

La OTAN alegó que 'el blanco de los ataques aéreos de la noche pasada en Trípoli era una base militar de misiles'. Pero admitió: 'Sin embargo, parece que una de las armas no alcanzó el objetivo previsto y puede haber ocurrido un fallo de los sistemas de armamento que haya causado algún número de víctimas civiles'.

La Alianza Atlántica 'lamenta la pérdida de vidas civiles inocentes y tiene mucho cuidado al realizar ataques contra un régimen decidido a utilizar la violencia contra sus propios ciudadanos', señaló el general Charles Bouchard, responsable de las operaciones de la OTAN sobre Libia, en el comunicado. El general afirmó: 'Todavía estamos averiguando los detalles de este hecho', pero reconoció 'indicios de que un sistema armamentístico falló'.

Su declaración subrayó que los aliados ya han efectuado 11.500 misiones aéreas individuales y que cada una 'es planeada y ejecutada con un enorme cuidado para evitar víctimas civiles'.

A la mañana siguiente del ataque aéreo, lanzado poco después de la medianoche, varios corresponsales extranjeros, incluidos los de la BBC, la Reuters y el New York Times, fueron llevados hasta uno de los barrios más pobres de Trípoli, donde les contaron que, además de los nueve muertos, el bombardeó hirió gravemente a otros 18 civiles. Los periodistas pudieron ver cómo se extraían dos cadáveres de entre las ruinas de las viviendas destruidas.

Más tarde fueron conducidos a un hospital, donde les mostraron los cuerpos sin vida de dos hombres, una mujer y dos bebés, que los funcionarios gubernamentales afirmaron que perecieron en el ataque de la OTAN.

El ministro de Exteriores libio, Abdelati Obeidi, acusó a la Alianza de 'atacar deliberadamente viviendas civiles' en un 'patético intento de quebrar la moral de la gente de Trípoli. Nunca lo perdonaremos ni olvidaremos'.