Público
Público

La OTAN confirma que acabará su misión en Libia el lunes

La Alianza asegura, una semana después del asesinato de Gadafi, que "nuestra tarea militar está cumplida"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La OTAN confirmó este viernes que pondrá punto y final a su misión en Libia el próximo lunes a pesar de la petición del Consejo Nacional de Transición para que la continuara.

El Consejo Atlántico, reunido en el nivel de embajadores, reafirmó la decisión provisional tomada una semana antes de concluir la operación 'Protector Unificado' el 31 de octubre, justo siete meses después de su inicio.

'Concluimos (la misión) de forma controlada y estudiada, porque nuestra tarea militar está cumplida', dijo el secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen, en un comunicado.

'Hemos cumplido totalmente el histórico mandato de Naciones Unidas'Hasta el próximo lunes, la organización seguirá vigilando la situación y estará lista para 'responder a amenazas contra la población civil', añadió. 'Hemos cumplido totalmente el histórico mandato de Naciones Unidas para proteger el pueblo de Libia', afirmó Rasmussen, quien añadió que la operación ha sido 'una de las más exitosas' en la historia de la organización. 

El jueves, el Consejo de Seguridad de la ONU ya dio por concluída la misión. En el documento aprobado por los quince países miembro se da por concluida la zona de exclusión aérea que se decretó con la aprobación el pasado marzo de la resolución 1.973 que permitía esa operación para proteger a la población civil de los ataques por parte del régimen de Muamar Gadafi.

Se levantó también la congelación de activos con respecto a las compañías nacionales de petróleo del país norteafricano, Libya National Oil Corporation y Zueitina Oil Company y los activos que afectaban al Banco Central de ese país y el Banco Exterior Árabe Libio, así como a la Dirección General de Inversiones y la Lybian Africa Investment Portfolio. 

Justo un día después del asesinato de Gadafi y la toma de la ciudad de Sirte por parte de los rebeldes, Anders Fogh Rasmussen adelantó que la OTAN se retiraría de Libia en un periodo breve de tiempo.

Lejos quedan las afirmaciones hace unos meses en las que se aseguraba que el objetivo de la misión era la 'protección de la población civil' y no el derrocamiento de Muamar Gadafi. Sin embargo, tan solo una semana después de acabar con la vida del dictador la Alianza Atlántica decide salir del país africano.

El presidente del CNT, Mustafa Abdulyalil, había pedido, no obstante, a la OTAN que continuase su operación en Libia hasta final de año.  

La OTAN asumió el 31 de marzo pasado el mando de las operaciones que había iniciado días antes un grupo de países encabezado por Francia y el Reino Unido. En estos siete meses, los aviones y helicópteros de los países de la Alianza han realizado un total de 26.323 salidas, de las que 9.658 fueron en misiones relacionadas con ataques a objetivos militares.

Además, los aviones de la OTAN vigilaron también el cumplimiento de la zona de exclusión aérea sobre el cielo libio, mientras que sus buques controlaron el embargo de armas a ese país. Francia y el Reino Unido han liderado los ataques y, según fuentes aliadas, han destruido más del 40 % del total de objetivos, apoyados por otros países como Dinamarca y Noruega.

Estados Unidos, que encabezó el inicio de los bombardeos, decidió pasar a un segundo plano pronto, mientras que muchos otros aliados, caso de España, participaron con sus aviones pero limitando su intervención al mantenimiento de la zona de exclusión aérea decretada por la ONU.

Siempre alegando la protección de los civiles, los bombardeos de la OTAN se centraron en instalaciones militares y armas del régimen de Muamar al Gadafi (como centros de mando y comunicaciones, depósitos de armas, carros de combate, piezas de artillería o lanzaderas de misiles).

Poco a poco los rebeldes fueron tomando ciudades bajo el régimen gadafista, hasta que el pasado jueves se culminó la liberación con la toma de Sirte y el asesinato de Gadafi.