Público
Público

La OTAN da facilidades al diálogo con los talibanes en Afganistán

La Alianza prepara la retirada del país y apoya un final negociado del conflicto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cuenta atrás para la salida de la OTAN de Afganistán ha comenzado ya. Los países de la Alianza fijarán el mes que viene el calendario definitivo, pero tanto EEUU como el secretario general de la organización reconocieron ayer que el diálogo con los talibanes, la última pieza para resolver un rompecabezas iniciado hace nueve años, cuenta ahora incluso con su respaldo oficial.

'Apoyamos lo que está haciendo el Gobierno afgano', aseguró la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, en referencia a un 'proceso de reconciliación' que debe ser pilotado por los propios afganos, según repite celosamente desde hace meses. Junto a ella, el secretario de Defensa, Robert Gates, advirtió de que la OTAN hará 'lo que sea necesario' para acabar con la guerra en Afganistán a través de conversaciones directas con los talibanes que involucran a altos cargos de la Alianza, según reconocieron a The New York Times fuentes del ejército de EEUU. Este diario informó de que las tropas de la Alianza en el país asiático habían facilitado el paso a Kabul a representantes talibanes.

'Si podemos facilitar este proceso con asistencia práctica, ¿por qué no?', planteó Anders Fogh Rasmussen, el secretario general de la Alianza, al ser preguntado por Público. Fuentes aliadas indican que esa 'asistencia técnica' pasa por blindar rutas hacia la capital para que líderes de los talibanes puedan reunirse en Kabul con el Gobierno de Hamid Karzai, siempre bajo la supervisión internacional.

Tras la reunión de ministros de Defensa y Exteriores de la OTAN, ayer en Bruselas, nadie utilizó la palabra 'negociación', que escuece con cada nuevo soldado abatido. Sólo ayer y anteayer, los ataques de la insurgencia acabaron con la vida de 13 soldados aliados.

Por otra parte, gobiernos como el holandés han anunciado ya su retirada de Afganistán y otros se plantean hacerlo antes de que la OTAN se asegure el control del país.

Las negociaciones forman parte de un proceso a medio plazo 'que acaba de empezar', según Hillary Clinton, y 'del que no podemos decir todavía si dará frutos'. Mientras tanto, la misión de la OTAN sigue entrenando a los soldados afganos y reconstruyendo el país para restar atractivo a la lucha armada de los talibanes. 'Cada vez más quieren dejar atrás el campo de batalla', señaló Clinton, atribuyéndolo en parte a la 'efectividad creciente' de las operaciones para controlar más zonas del país.

Según Carme Chacón, es 'el principio del fin' de una misión que desde la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca ya no busca el aniquilamiento de los talibanes, sino que se contenta con un proceso de 'reconciliación' nacional, una especie de amnistía a cambio de que 'se sometan a las leyes y Constitución de Afganistán', según advirtió Clinton.

El titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aseguró que las negociaciones cuentan con el apoyo de España, que fue informada por el general David Petraeus en julio. Según él, son un elemento que contribuirá a culminar 'un proceso de estabilización y solución definitiva' del conflicto armado.