Público
Público

La OTAN dice que atacó a Gadafi sin saberlo

La Alianza asegura que deconocían que el dictador viajara en el convoy que bombardearon

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras la caida del régimen de Gadafi, no tiene sentido que la OTAN prolongue su operación militar en Libia. Por eso, el jefe militar de la Alianza, el general estadounidense James Stavridis, anunció que iba a proponer resto de países que pusieran fin a la misión, como al final asi ha sido.

Según Stavridis, éste es 'un buen día para la OTAN' y un 'gran día para la gente de Libia'. La Alianza, desde que asumiera el control de las operaciones internacionales en Libia el pasado 31 de marzo, lleva más de un mes indicando que terminaría pronto su operativo militar, dado que el Consejo Nacional de Transición (CNT) libio controlaba cada vez mayor parte del territorio del país y, según la OTAN, poco a poco desaparecía la amenaza para los civiles.

La OTAN insiste en que Gadafi no era un objetivo de su operativo militar

Fuentes aliadas han querido justificar su intervención ayer en la decisiva batalla de Sirte que condujo al arresto y posterior asesinato de Gadafi. Dicen que atacaron al convoy militar del exlíder libio 'porque era un objetivo militar' y reconocen que contribuyó a su posterior captura, pero niegan que supieran que el sátrapa viajara en esos vehículos. Las fuentes han insistido en que 'Gadafi no era un objetivo de esta operación' ni 'individuos' concretos de su régimen.  

Por otro lado, Rusia ha condenado el asesinato de Gadafi y ha denunciado que su muerte a manos de los rebeldes es una violación flagrante del derecho internacional.  'Categóricamente, no se le debía haber matado. Gadafi agotó su legitimidad hace mucho tiempo, pero el cómo ocurrió su muerte despierta por supuesto muchas dudas', ha señalado Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso.

Rusia apela al 'derecho humanitario' 

Según Lavrov, 'el derecho internacional dice que en los conflictos armados, y en Libia hubo y hay un conflicto, rige el derecho humanitario'. 'Estas reglas están corroboradas por las Convenciones de Ginebra. Debemos guiarnos por el derecho internacional. No existen otros criterios en los asuntos internacionales', comentó.

Lavrov recuerda que en esas convenciones se dice claramente que un prisionero de guerra debe recibir asistencia médica si resulta herido, como fue el caso de Gadafi en la ciudad libia de Sirte. El ministro respaldó la propuesta de abrir una investigación internacional sobre la muerte del dictador libio, al que Kremlin dio la espalda al comienzo del conflicto.

Hoy, la agencia AP ha publicado un nuevo vídeo de los últimos minutos de Gadafi con vida. En las imágenes se al que fuera coronel libio malherido rodeado de rebeldes, que le golpean, y a los que pide clemencia: