Público
Público

La OTAN lanza helicópteros a la guerra contra Gadafi

Londres niega que se trate de un "plan B" ante la ineficacia de la misión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde el viernes por la noche, la misión de la OTAN en Libia está a tan sólo un paso de convertirse en una guerracuerpo a cuerpo. La Alianza atacó por primera vez objetivos del régimen de Muamar Gadafi utilizando helicópteros franceses y británicos. Según un comunicado de la organización militar, el ataque destruyó dos almacenes de armas, tres puestos de control y un campamento militar en la ciudad costera de Brega y otras dos localidades.

Es la primera vez que helicópteros aliados se implican en la misión, que esta semana fue prorrogada por un periodo de 90 días. Los helicópteros tienen la ventaja de la exactitud, necesaria según los aliados para atacar a las tropas de Gadafi. Conscientes de que el mandato de la OTAN exige que los ataques sean sólo aéreos y para defender a la población civil, las fuerzas del régimen tratan además de protegerse camuflándose en ciudades pobladas, donde misiones con helicópteros pueden ser especialmente útiles. Al mismo tiempo, supone un riesgo añadido para los soldados, que pasan a ser un blanco fácilmente identificable.

Los helicópteros de combate franceses y británicos atacan blancos en Brega

'El uso de helicópteros de combate es una prolongación lógica de lo que estábamos haciendo hasta ahora', aseguró el ministro de Defensa británico, Liam Fox. 'Continuaremos con los métodos a nuestra disposición para minar su control y poder así como su suministro', añadió.

Según Fox, 'en absoluto es un plan B' como alternativa a los ataques aéreos que hasta ahora no han acabado con el régimen. Sólo el viernes tuvieron lugar 144 operaciones aéreas, de las que 56 estuvieron asociadas a un ataque, bien directo o para señalar blancos.

Mientras la OTAN sigue destruyendo objetivos militares, sus dirigentes políticos se empeñan en arropar a la oposición, con sede en Bengasi. El ministro británico de Exteriores, William Hague, aterrizó en la capital opositora para asegurar que el Consejo Nacional de Transición es 'el representante legítimo del pueblo libio'.

El peligro para los militares aliados aumenta con la nueva estrategia

Otro gran actor, hasta ahora muy crítico con la intervención de la OTAN, parece haberse situado definitivamente del lado de la oposición. China mantiene ya relaciones con la oposición libia, con la que este viernes se entrevistó a través del embajador en Qatar, Zhang Zhiliang. El contenido de la conversación no trascendió, pero la importancia de China en una región en la que tiene importantes intereses energéticos puede constituir un notable elemento de presión para Gadafi.

'Está más aislado que nunca', aseguró Alain Juppé, ministro francés de Exteriores, quien afirma que las deserciones en su entorno no se limitan al ministro de Petróleo, que lo abandonó esta semana, sino a otros miembros de su equipo que ven inevitable un futuro sin Gadafi.

No piensan lo mismo los rebeldes, cuyos avances sobre el terreno son limitados frente a un régimen atrincherado que los considera criminales y terroristas de Al Qaeda. Frente a unos y otros, Rusia sigue apostando por la mediación y una salida negociada con Gadafi. Con ese objetivo, un enviado de Moscú aterrizará mañana en Bengasi para entrevistarse con los líderes opositores.