Público
Público

Otros dos intentos de suicidio en el equipo de iPad en China

10 muertos en la planta que fabrica el nuevo invento de Apple ensombrecen su salida al mercado mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una portada en la prensa británica ayer lanzaba una pregunta preocupante sobre el iPad de Apple: ¿Un producto para morirse por él? El titular tenía trampa. En la imagen principal se podía ver a la izquierda el nuevo invento de la compañía que dirige Steve Jobs y a la derecha un marco con el retrato del noveno trabajador chino de la planta de iPad que se suicida desde enero.

Ayer otros dos empleados de la empresa china Foxconn, que es la que ha desarrollado el producto, trataron de quitarse la vida. Uno de ellos, de 23 años, lo consiguió. 13 intentos de suicidio y 10 muertos en poco mas de cinco meses es un bagaje demasiado serio como para pasar por alto.

Según informa The Independent, Foxconn ha contratado un grupo de psicólogos para evaluar el estado de su plantilla de 300.000 empleados. Pero el diario apunta a que los poco más de 100 euros al mes que cobran algunos de los trabajadores es una causa muy probable de los suicidios.

La compañía, conocida por su eficiencia, produce teléfonos móviles, ordenadores portátiles y otro tipo de productos técnicos para empresas como Nokia, Hewlett Packard y Apple. estas dos últimas han emepzado a mostrar sus reparos acerca de las condiciones de los trabajadores, aunque nnguno ha cortado la demanda por ahora.

Los casos se repiten entre los técnicos más jóvenes. Ninguno de ellos supera los 25 años. Los últimos en optar por el suicidio como salida a su situación laboral fueron un chico de esa edad, que trabajaba en la planta desde marzo y se cortó las venas. Los servicios de emergencia pudieron reanimarlo. Pero menos suerte tuvo otro trabajador de 23 años que saltó desde la ventana de su dormitorio en el séptimo piso de un edificio en Shenzen.

La situación que se vive hoy en Foxconn recuerda inevitablemente a la de la compañía de telecomunicaciones francesa France Télécom . Tras más de 30 suicidios en apenas dos años, el Gobierno tuvo que intervenir y forzar a la empresa a llevar a cabo un plan de evaluación del estado psicológico de toda su plantilla.