Publicado: 29.03.2016 11:06 |Actualizado: 29.03.2016 11:10

Oxfam denuncia que los países ricos han reubicado sólo al 1,39% de los refugiados sirios

Según el análisis de la organización humanitaria únicamente Canadá, Alemania y Noruega se han comprometido a reubicar a más personas de las que les corresponderían por el tamaño de su economía.

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:
Decenas de refugiados esperan para recibir comida en las inmediaciones de Idomeni. REUTERS/Marko Djurica

Decenas de refugiados esperan para recibir comida en las inmediaciones de Idomeni. REUTERS/Marko Djurica

LONDRES.- La organización humanitaria Oxfam ha denunciado este martes que los países ricos han reubicado desde 2013 sólo a un 1,39% de los cinco millones de refugiados sirios, y ha pedido que incrementen sus esfuerzos para cumplir con las cuotas que les corresponderían.

En vísperas de la conferencia sobre la crisis de refugiados que se celebra el próximo miércoles en Ginebra, la ONG insta a estas naciones ricas a ofrecer "reubicación u otras formas de admisión humanitaria al 10% de los refugiados registrados para finales de 2016, lo que equivale a cerca de 480.000 personas".

Hasta el momento, los países con mayores recursos económicos, entre ellos los europeos, han ofrecido reubicación a 129.966 personas, "es decir, a sólo el 27% del mínimo que deberían reubicar", apunta Oxfam en un comunicado. De éstas, sólo 67.108 han conseguido llegar a su destino final, el 1,39 %.



Según un análisis de la organización, únicamente tres países -Canadá, Alemania y Noruega- se han comprometido a reubicar a más personas de las que justamente les corresponderían por el tamaño de su economía. Otros cinco países -Australia, Finlandia, Islandia, Suecia y Nueva Zelanda- se han comprometido a reubicar a más de la mitad de la cifra que les tocaría, señala la ONG.

"Deben ofrecer rutas legales y seguras a las ciudadanas y ciudadanos sirios que huyen del conflicto"

La otra veintena de naciones incluidas en el análisis "deben ofrecer rutas legales y seguras a las ciudadanas y ciudadanos sirios que huyen del conflicto e incrementar su oferta de reubicación de forma equitativa", sostiene la entidad humanitaria. Según Oxfam, Francia, por ejemplo, se ha comprometido a reubicar a sólo un 4% de la población refugiada que le correspondería, los Países Bajos y Estados Unidos a un 7%, Dinamarca a un 15% y el Reino Unido a un 22%.

Varios refugiados cocinan en un hotel en Bautzen, Alemania, convertido en una casa para 240 solicitantes de asilo. REUTERS/Ina Fassbender

Varios refugiados cocinan en un hotel en Bautzen, Alemania, convertido en una casa para 240 solicitantes de asilo. REUTERS/Ina Fassbender

"Desde que hace seis años comenzara esta terrible crisis, más de 4,8 millones de sirios y sirias han buscado refugio en Turquía, el Líbano, Jordania y otros países de la región", recuerda. Uno de cada cinco habitantes del Líbano es refugiado sirio, y, en Jordania, la población refugiada representa un 10% de la total y la cuarta "ciudad" más grande del país es un campo de refugiados.

"La economía y las infraestructuras de estos países son frágiles. Ya no pueden asumir esta responsabilidad por sí solos", afirma en la nota la directora de Oxfam Internacional, Winnie Byanyima. "La conferencia de Ginebra debe ofrecer soluciones urgentes que proporcionen a las personas que huyen del conflicto rutas legales y seguras a terceros países que las acojan", añade.

"Los refugiados más vulnerables no pueden regresar a su país"

La organización explica que "los refugiados más vulnerables no pueden regresar a su país, pero tampoco cuentan con el apoyo o los recursos necesarios para poder vivir dignamente en esos otros Estados". "Necesitan ayuda para poder seguir avanzando y encontrar un futuro mejor", ha señalado Byanyima.

Oxfam critica además "algunos intentos de utilizar la política de reubicación como moneda de cambio" para conseguir otros acuerdos políticos, "como en el reciente acuerdo entre la Unión Europea y Turquía". Estas maniobras "han agravado la situación y suscitado polémica por su validez política, ética e incluso legal", argumenta la organización.

"La reubicación debería ser una fórmula para proporcionar un hogar a los refugiados más vulnerables, no un método para gestionar la migración y justificar severas políticas de asilo", argumenta en su nota.