Público
Público

Pakistán provoca un apagón en YouTube

El veto de Islamabad al portal de vídeodebida a la presencia de las caricaturas del profeta Mahoma provoca una suspuensión de su servicio durante dos horas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Como la vieja formulación de la teoría del caos según la cual una mariposa que bate sus alas en Indonesia puede causar un huracán en Brasil. El Gobierno paquistaní prohibió a los proveedores de Internet servir páginas del portal de vídeo YouTube, calficado de blasfemo por contener carincaturas del profeta Mahoma. La consecuencia fue un apagón de dos horas del servicio.

Tras la caída de dos horas de ayer, Google, propietario de YouTube, ha informado de que el problema tuvo su origen en unos protocolos de Internet erróneos en Pakistán, según recoge BBC Mundo . El problema estuvo relacinoado con casi toda seguridad, a Telecom Pakistán y Pacific Century Cyber Works Ltd. (PCCW), que opera en el país asiático.

 

Prohibición por el profeta

Las caricaturas causantes de la controversia son las mismas publicadas por un periódico danés en 2005 y vueltas a editar a principios de mes.

'Nos han pedido bloquearlo inmediatamente... y la orden dice que la prohibición continuará hasta nuevo aviso', dijo Wahaj-us-Siraj representante de la Asociación de Proveedores de Internet de Pakistán.

La publicación de las viñetas provocaron protestas y disturbios en muchos países musulmanes, incluyendo a Pakistán, donde 50 personas murieron y tres embajadas danesas fueron atacadas.

Muchos periódicos daneses volvieron a publicar las caricaturas después de que a principios de mes la policía desvelara en Copenhague un complot, planeado por dos tunecinos y un danés de origen marroquí, para matar al autor de las viñetas, lo que generó más protestas a nivel mundial.

Los intentos de acceder a YouTube desde Islamabad el domingo terminaban con un mensaje genérico que decía que el sitio no estaba disponible.

'Los usuarios están muy disgustados. Se dirigen hacia la asociación de proveedores, que no puede hacer nada',dijo Siraj.

'El Gobierno tiene una razón válida, pero debe encontrar una mejor forma para hacerlo. Si continuamos bloqueando portales populares, la gente va a dejar de utilizar Internet'.