Publicado: 15.06.2014 18:29 |Actualizado: 15.06.2014 18:29

Palestina pide ayuda internacional para evitar un castigo colectivo de Israel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portavoz del Gobierno de unidad palestino, Ehab Bessaiso, pidió hoy ayuda a la comunidad internacional para que evite un posible castigo colectivo de Israel al pueblo palestino por el secuestro el jueves de tres jóvenes israelíes en la Cisjordania ocupada. Bessaiso hizo esta solicitud poco después de que el viceministro israelí de Defensa, Danny Danon, advirtiera que de "el Estado de Israel atacará con toda su fuerza al (movimiento integrista islámico) Hamas y a los terroristas responsable de este acto".

"Se ha cruzado una línea roja y el Gobierno de Hamas y la Autoridad Nacional Palestina que respalda el presidente, (Mahmud) Abas, es ahora totalmente responsable de la seguridad de los tres adolescentes israelíes", afirmó. "Nuestro Gobierno hará pagar un precio muy caro al liderazgo palestino y hará todo lo necesario par que los chicos vuelvan a casa. No descartamos acción alguna contra el Gobierno de la ANP en Gaza y Cisjordania", agregó en un comunicado. En este sentido, Bessaiso volvió a recordar que el secuestro se produjo en "área C", bajo completo control de Israel, e insistió en que la prolongada ocupación de Cisjordania es el origen de la situación.

"El agravamiento de la ocupación israelí forma parte del castigo colectivo al pueblo palestino. Instamos a la comunidad internacional a intervenir a través de sus instituciones humanitarias y legales para proteger a la población de esos ataques", afirmó. Entre ellos, Bessaiso citó las detenciones administrativas, las restricciones de movimiento y el bloqueo que sufre la ciudad de Hebrón, la más poblada de Cisjordania, desde que el jueves desaparecieran los jóvenes "en un área C rodeada de colonias".

"La ocupación israelí no puede hacer responsable a la Autoridad Nacional Palestina de la seguridad en zonas ocupadas en las que no tiene control pleno y en la que hay decenas de colonias y bases militares israelíes", agregó. En la misma línea, la organización de defensa de los derechos humanos israelí BTselem, instó hoy a las fuerzas israelíes a proseguir con la búsqueda bajo el estricto respeto de los derechos humanos y evitando castigos colectivos. "Las autoridades deben adoptar toda medida a su disposición para respetar los derechos humanos. Las autoridades israelíes deben evitar castigos colectivos a la población local, del mismo modo que las fuerzas de Seguridad deben adoptar los pasos necesarios para eludir la violencia directa contra los palestinos", señaló.

B'Tselem condenó, asimismo, el secuestro y pidió a los captores que liberen a los tres adolescentes, dos de 16 y uno de 19 años, capturados cuando hacían autostop cerca de la localidad de Hebrón. Cerca de un centenar de palestinos han sido detenidos desde que el viernes fuerzas especiales del Ejército, la Policía y los servicios secretos israelíes iniciaran su operación de búsqueda, unos 80 de ellos en operaciones y registros practicados durante la última noche y algunos miembros del Consejo Legislativo palestino.

Un niño palestino de siete años alcanzado el pasado miércoles por un bombardeo de la aviación israelí sobre la franja de Gaza murió a causa de las heridas sufridas, informaron hoy fuentes médicas en ese territorio. El fallecido era Alí Abdel-Latif al-Awor, que viajaba con su tío, Mohamed al-Awor, que según las autoridades israelíes era presunto miembro de un grupo integrista islámico asociado a la red Al Qaeda, en una motocicleta que fue atacada por el Ejército israelí en la localidad de Beit Lahiya, en el norte de Gaza.

Según la familia, ambos habían salido a dar un paseo en moto por el barrio en el que vivían cuando aviones del Ejército israelí, que relacionaba a su tío con el lanzamiento de cohetes contra Israel, dispararon contra ellos. El niño fue ingresado en el hospital en estado grave y murió el sábado a causa de las heridas. La aviación israelí ha bombardeado en varias ocasiones en los últimos días objetivos del movimiento integrista Hamás y del grupo radical palestino "Yihad islámica" en Gaza, en represalia por el disparo de cuatro cohetes desde este territorio contra el sur de Israel, que no causaron daños ni víctimas.