Público
Público

Papandreu forma nuevo Gobierno y se somete a una moción de confianza

El primer ministro griego vence las presiones para dimitir y prepara otro equipo para ejecutar el plan de rescate de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Otro día histórico en Grecia. La presión política, popular y de los mercados han llevado al primer ministro socialista, Yorgos Papandreu, a anunciar que formará hoy un nuevo Gobierno y que posteriormente se someterá a la moción de confianza del Parlamento para refrendar la gestión del Ejecutivo.

El anuncio, hecho por el propio dirigente en una impro-visada intervención en la televisión estatal, dio al traste con los rumores de que el político del Pasok se disponía a dimitir en aras a crear un gobierno de unidad nacional. Según diversas filtraciones, Papandreu ofreció al líder de la oposición conservadora, Antonis Samaras, dimitir a cambio de un Gobierno de coalición que continuara con los ajustes impuestos por la troika (FMI, Banco Central Europeo y Bruselas) para poder acceder al último tramo del rescate y también al nuevo paquete de ayudas que pueden lograr que Grecia se aleje de los mercados hasta 2018.

El líder griego dice que los conservadores tratan de sacar partido

La entrevista de Papandreu con el presidente griego, Karolos Papoulias, durante más de una hora, había elevado hasta tal nivel la certidumbre sobre la dimisión del dirigente, que los periodistas griegos habían desconvocado la huelga que estaban llevando a cabo para cubrir su renuncia. El aclamado hijo de Andreas Papandreu y también nieto del primer ministro, tuvo además contactos telefónicos, durante la jornada de ayer, con el Partido Comunista (KKE) y con el partido Demócrata de Izquierdas. Con estos movimientos, el líder griego intentaba cumplir la condición impuesta por Bruselas de conseguir el máximo consenso político para seguir adelante con las reformas. Sin embargo, las conversaciones no dieron los frutos deseados y, en su discurso a la nación, el primer ministro lamentó el deseo del partido conservador, Nueva Democracia, de querer aprovecharse de la situación. Los conservadores fueron quienes maquillaron las cuentas públicas para esconder parte del déficit. La llegada de Papandreu al poder en 2009 desveló esta práctica y desató el miedo de los mercados.

'Continuaré por la misma senda. Este es el camino del deber, unidos, junto con el Pasok y el pueblo griego', senteció el político en su intervención televisada. La formación del nuevo Gobierno implicará, con toda probabilidad, destituir al que hasta ahora ha diseñado los planes de ajuste, el ministro de Finanzas, Yorgos Papaconstantinou. Las sucesivas deserciones en la bancada socialista ponen en entredicho que el nuevo Ejecutivo del Pasok consiga el respaldo necesario.

Hubo al menos 30 heridos y 18 detenidos por las protestas

El 15-J será recordado en la historia del país como el día en el que las masivas protestas populares estuvieron a punto de derrocar un Ejecutivo. La huelga general, la tercera que se celebra en el año, fue una de las más masivas, con decenas de miles de griegos en las calles, en parte gracias al resurgimiento de la protesta ciudadana por la adopción del movimiento de los 'indignados'. Anoche, miles de griegos seguían concentrados a la puerta del Parlamento, pese a la acción de la Policía que utilizó gas lacrimógeno para disolver una parte de la manifestación que se había tornado violenta. En total, había 30 heridos al cierre de esta edición y 18 detenidos.

Por su parte, en Bruselas, la Comisión trató de esquivar las preguntas de la prensa sobre las negociaciones del rescate de Grecia, que en la reu-nión de ministros de Economía del euro, este martes, vivieron un bloqueo total. 'Era una reunión preparatoria', aseguraron fuentes internas, que ven un paso atrás en los objetivos para la próxima reu-nión de ministros, el domingo. Los 27 pretenden cerrar un segundo paquete de ayudas a Grecia y aprobar el desembolso del siguiente tramo dentro del plan de rescate actual, dotado con 110.000 millones y pactado el año pasado. 'Esperamos decisiones en particular sobre el quinto tramo de los créditos a Grecia', aseguró el portavoz de la Comisión, que sobre el segundo rescate insistió en no hacer 'ningún comentario'.

Su precaución coincide con la del presidente del Eurogrupo y la mayoría de los ministros, que ante el bloqueo actualhan preferido no hacer nuevos anuncios. El principal obstá-culo sigue siendo la exigenciade Alemania de obligar a los inversores privados en Greciaa retrasar el vencimiento de los bonos. Sin embargo, el BCE,Francia y otros países como España o Bélgica se oponen a que sea obligatorio porque crearía una tormenta perfecta en los mercados, todavía más escépticos sobre la credibilidad de las finanzas griegas.