Público
Público

El paradero de Gadafi mantiene en vilo a Trípoli

El Gobierno de los rebeldes exige la extradición de la mujer y tres hijos del dictador que han huido a Argelia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Dónde está Gadafi? La pregunta del millón puede tardar días o meses en resolverse. De lo que no cabe duda es que condicionará los primeros pasos de la nueva Libia, para bien o para mal. Un rápido hallazgo del dictador supondría un verdadero punto de inflexión para los rebeldes en su asedio para controlar el país, pero una desaparición prolongada debilitaría a la oposición y podría poner en entredicho la anhelada transición democrática y pacífica.

En los últimos días han abundado todo tipo de especulaciones sobre el paradero del autócrata. Hay quienes dicen que se ha escapado a Argelia. El Ministerio de Exteriores argelino, citado por la agencia APS, ha anunciado que la mujer y tres hijos del sátrapa están en el país vecino. Un portavoz del Consejo Nacional de Transición (CNT) ha exigido la extradición de los familiares para juzgarlos en Libia.

'Gadafi aún es un peligro para el mundo entero', dice el líder del CNT

Otros especulan que está en un búnker en su natal Sirte o protegido por sus fieles en la desértica Sebha. También podría estar bajo tierra en Trípoli, donde los rebeldes han encontrado algunos túneles, que formarían parte del entramado que Gadafi empezó a construir en 1984 para conectar, a lo largo de cientos de miles de kilómetros, las ciudades costeras con el interior.

Los opositores que han cifrado en un millón de euros la cabeza de Gadafi 'vivo o muerto' consideran que el dictador 'aún es un peligro para el mundo entero', según dijo ayer el presidente del CNT, Mustafá Abdeljalil. 'Pido la protección de la OTAN contra este tirano'.

De hecho, según han contado algunos de sus allegados, Gadafi venderá caro su ocaso tras 42 años en el poder. 'Cree que puede reclutar a sus partidarios, esperar un poco y emprender ataques para volver a gobernar', aseguró hace unos días Abdel Salam Jalloud, el ex número dos del régimen. Tal suposición no parece nada improbable, a tenor de la personalidad de Gadafi, que ya apadrinó el terrorismo en los años ochenta.Varios analistas han advertido del posible acceso a armamento químico por parte del dictador. Aunque sin dinero, le será difícil a Gadafi prolongar la huida, dinero para sobrevivir pero también para comprar su protección a clanes tribales.

El coronel construyó un entramado de túneles que unen la costa con el desierto

'Una insurgencia liderada por Gadafi convertirá Libia en el Irak de después de Sadam Husein', explica a Público Manuel Manrique, investigador de la Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior (FRIDE). 'Si Gadafi consigue mantener el control de algunas ciudades en los próximos meses, Libia entraría en una situación muy peligrosa porque se prolongaría la guerra civil y crecería la división entre los rebeldes', añade.

La OTAN se ha comprometido a mantener su ofensiva hasta el fin de las hostilidades y se ha implicado también en la búsqueda de Gadafi al bombardear Trípoli y Sirte, pese a negar que fuera su principal objetivo. Los rebeldes han creado, además, una división especializada en hallar al dictador, conscientes de que cuanto antes lo encuentren, más fácil será su acceso al poder.

La esperanza de los opositores y sus aliados internacionales es no tardar los ocho meses que costó localizar a Sadam Husein y mucho menos, los 13 años en hallar al general serbio Radovan Karadzic. Puede ser, sin embargo, que Gadafi no tenga que esconderse y logre un tranquilo retiro en un país amigo extranjero, como el derrocado presidente tunecino Ben Alí en Arabia Saudí.

Podría exiliarse en países que no reconocen el Tribunal de La Haya

Las especulaciones sobre qué país acogería a Gadafi también abundan. Se ha hablado mucho del Zimbabue de Robert Mugabe o la Venezuela de Hugo Chávez. También de Suráfrica o los vecinos Argelia, Chad, Níger o Túnez, aunque por ahora, Burkina Faso es el único país que se ha ofrecido abiertamente a darle exilio.

De los mencionados, sólo Argelia y Zimbabue no han firmado el tratado de la Corte Penal Internacional, que acusa a Gadafi de crímenes contra la humanidad, por lo que el dictador podría evitar, en teoría desde allí, su extradición a La Haya. Puede ser, sin embargo, que todo sean suposiciones inútiles y Gadafi lleve semanas fuera de Libia. Desde el 12 de junio no se le ve en público. Sólo él conoce la respuesta.