Publicado: 26.09.2015 18:08 |Actualizado: 26.09.2015 18:10

El Parlamento boliviano ultima una ley para la reelección de Evo Morales

La normativa ya ha sido aprobada en primera instancia por la cámara, y previsiblemente será sometida a referéndum en febrero de 2016. De ser ratificada, permitiría al actual presidente participar en dos nuevas citas con las urnas, la última en 2020

Publicidad
Media: 3
Votos: 3
Comentarios:
El presidente de Bolivia, Evo Morales, en su discurso de este viernes ante Naciones Unidas. REUTERS/ Andrew Kelly

El presidente de Bolivia, Evo Morales, en su discurso de este viernes ante Naciones Unidas. REUTERS/ Andrew Kelly

LA PAZ.- El Parlamento boliviano, controlado por el partido del presidente Evo Morales, aprobó este sábado en una primera instancia la norma que plantea una reforma constitucional para permitir que el gobernante vuelva a ser candidato en las elecciones generales de 2019.

El proyecto de ley fue aprobado de forma general, pero continúa el debate en detalle de los cuatro artículos que componen la norma, si bien su aprobación final es segura porque el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) tiene los dos tercios en ambas cámaras para avanzar con esta iniciativa.

La sesión comenzó a las 16.20 hora local (20.20 GMT) del viernes, por lo que los parlamentarios llevan más de 18 horas de debate. La norma, propuesta al Congreso por los sindicatos de obreros e indígenas afines al Gobierno, modifica el artículo 168 de la Constitución boliviana para permitir un mandato y dos reelecciones consecutivas, en lugar de una, como fija actualmente la Carta Magna.



La propuesta también incluye una "disposición transitoria" que sostiene que el primer mandato, bajo la Constitución promulgada en 2009, corresponde al período 2010-2015, la primera reelección a la gestión 2015-2020 y la segunda al quinquenio 2020-2025.

En esa lógica, el primer mandato que tuvieron Morales y García Linera (2006-2010) no contaría para ese cómputo porque correspondió al periodo previo a la refundación del país con la Constitución promulgada en 2009, una argumentación que ha rechazado varias veces la oposición.

La "disposición final" del proyecto de ley establece que la reforma será válida si es aprobada en un referendo, en principio proyectado para el 21 de febrero de 2016.

Los partidarios de Morales justificaron la norma en el debate destacando los logros económicos y sociales del mandatario, a quien identificaron como el "líder indiscutible" del "proceso de cambio", como llaman al Gobierno sus sectores aliados.

También defendieron la legalidad de la iniciativa y aseguraron que se respetaron los procedimientos para su tratamiento en el Parlamento.

"No estamos cometiendo ninguna ilegalidad, estamos haciendo las cosas como la ley manda", señaló ayer el senador oficialista Milton Barón, quien también indicó que lo que está haciendo el Parlamento es "habilitar al pueblo para que con su voto hable en las urnas y decida si va o no va" la reforma constitucional.

La diputada opositora Norma Piérola, del Partido Demócrata Cristiano (PDC), afirmó hoy que con la aprobación de la ley "está herida de muerte la democracia" y anunció que iniciarán "la lucha" para evitar que la reforma constitucional sea aprobada en las urnas.