Público
Público

El Parlamento chipriota rechaza la propuesta de quita impuesta por la UE

La propuesta del Gobierno de aplicar un gravamen a los depósitos superiores a los 20.000 euros fue rechazada con 36 votos en contra y 19 abstenciones 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de un día con muchas confusiones, el Parlamento de Chipre ha rechazado la implantación del impuesto especial sobre los depósitos bancarios. La propuesta del Gobierno ha recibido 36 votos en contra, mientras que 19 parlamentarios se abstuvieron.

Cientos de personas se agolparon a las puertas de la Cámara Baja manifestándose contra la medida, que prevía un gravamen del 6,75 % a los ahorradores que tienen depósitos entre los 20.000 y los 100.000 euros, y con un 9,9 % los fondos que superen esa cantidad. Pese a todo, el portavoz del Gobierno chipriota, Jrístos Stilianidis, había adelantado ya esta mañana que veía 'muy difícil que el impuesto especial a los depósitos privados sea aprobada por el Parlamento'.

En declaraciones previas a la cadena pública de televisión Rik, el líder del partido gubernamental DISY, Lefteris Jristotofru, dijo que su partido tenía intención de abstenerse.
El resto de los partidos, incluido el centrista DIKO, socio del conservador DISY, han anunciado su rechazo. Jristoforu afirmó que DISY, el partido del presidente Nikos Anastasiadis, se abstendrá porque tanto la decisión del Eurogrupo de un impuesto a los depósitos privados como la alternativa de la quiebra 'son inaceptables'.

Anastasiadis ha dado ya de antemano por hecho que el Parlamento rechazará el impuesto especial y por ello convocó a priori para mañana a los líderes de los grupos parlamentarios. 'Con el objetivo de examinar alternativas para enfrentar la situación que se va a crear después la sesión de hoy en el Parlamento, el presidente ha convocado una reunión con los líderes de los grupos parlamentarios mañana, 20 de marzo, a las 11.00 horas' (09.00 GMT), dice un comunicado difundido por la Presidencia antes del debate.

El Parlamento chipriota cuenta con 56 escaños, por lo que para alcanzar la mayoría absoluta se necesitan 29 votos a favor. El partido conservador de Anastasiadis, DISY, cuenta con 20 y los centristas de DIKO, que le apoyan, con otros 9, lo que en principio sumaría justo la mayoría absoluta.

De este modo, si no se producen cambios de última hora, como viene ocurriendo en los últimos días, la votación negativa se produciría pese a que el Gobierno ha presentado una fórmula mejorada de impuesto especial a los depósitos privados a la planteada inicialmente por el Eurogrupo, que partía de un 9,9 % para los fondos que superen los 100.000 euros y de un 6,7 % para los inferiores.

Sin embargo, ya en los últimos días uno de los diputados de DIKO había dejado claro su rechazo, por lo que el escepticismo se extendió por todo el partido, y su presidente, Marios Karioyan, no quiso ya descartar el voto en contra. Según informaciones del portal informativo griego 'in.gr ', ahora DISY incluso está analizando si no recomendar a sus diputados la abstención, con el fin de lanzar un mensaje rotundo hacia Europa.

Según informa el diario griego Ekathimerini , el Ministro de Finanzas Michalis Sarris 'está a punto de ser sustituido' al regreso del viaje que ha hecho recientemente a Moscú. 'Sarris ya no cuenta con el apoyo del presidente Nikos Anastasiadis después del manejo que ha hecho de la crisis', afirma Ekathimerini, que además asegura que con 'su salida de la cartera también calmará a la opinión pública en Chipre'.