Público
Público

El Parlamento confirma a Monti y abre la era 'tecnocrática' en Italia

Sólo la derechista Liga Norte, un tránsfuga y la nieta de Mussolini votan en contra del nuevo primer ministro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno del profesor Mario Monti prefiere que le llamen así porque 'los presidentes pasan, los profesores siempre se quedan' recibió la confianza del Parlamento con 556 votos favorables y 61 contrarios, iniciándose así la nueva era tecnocrática en Italia, hija de la dimisión forzada del ex primer ministro, Silvio Berlusconi, hace justo una semana.

Los números, que pueden parecer los de un régimen de república bananera, no son mayores porque la Liga Norte ha decidido erigirse, como los irreductibles galos de Uderzo y De Agostini, en defensora del pueblo (padano) ante lo que consideran un 'golpe a la democracia'.

Al jefe del Gobierno le 'indigna'» que la sociedad civil señale a la clase política

Junto a los 59 diputados leguistas, otros dos honorables así se llama a los parlamentarios de esa parte de los Alpes pasaron a engrosar las filas de la resistencia: Domenico Scilipoti, homeópata especializado en acupuntura más conocido por haber sido uno de los tránsfugas que en diciembre del año pasado, con un cambio de chaqueta repentino, salvó a Il Cavaliere de una moción de censura; y Alessandra Mussolini, cuyo apellido habla por sí mismo.

Independientemente de las causas que han llevado a Monti a la presidencia del Gobierno sin pasar por las urnas la prima de riesgo, la pérdida de la mayoría en la Cámara Baja del Gabinete de Berlusconi y la crisis económica y social, resulta peligroso que la única oposición en las instituciones que deberían velar por los derechos de los ciudadanos la compongan, a priori, la formación más extremista con representación parlamentaria y dos productos del populismo berlusconiano.

El primer ministro no pierde el tiempo con estas cosas, define su Ejecutivo como el del 'compromiso nacional' y en la Cámara Baja se destapó más técnico que ciudadano y más político de lo que parece. Pues empezó su turno de réplica haciendo alusión a las manifestaciones de estudiantes del jueves con un desconcertante: 'La sociedad civil apunta con el dedo a la clase política con demasiada facilidad. Yo estoy indignado por esto'.

El profesor Monti asegura que no está al servicio de los 'grandes poderes'

El presidente de Italia de los Valores, Antonio Di Pietro, tuvo que recordarle que 'no debe estar indignado, porque la sociedad civil, en democracia, ayuda a hacer democráticos los partidos [] y nosotros queremos que se respete la voluntad popular'.

Más tarde, en la rueda de prensa tras la investidura, Monti trató de arreglarlo echándole la culpa a los políticos: 'Lo que se ve fuera depende mucho de todo lo que se ha hecho o no dentro de estas dos cámaras en los últimos años. Es una cosa a la que los ministros tienen que prestarle atención, pero estoy seguro de que lo que se hará a partir de ahora, y sabremos explicarlo al país, hará que la opinión pública tenga una sensación de mayor confianza'.

Como ya hiciera en el Senado, Super Mario volvió a repetir que su Gobierno no ha sido impuesto por los 'grandes poderes', pese a ser el delegado en Europa del mayor banco de inversiones del mundo, Goldman Sachs, del que también fue vicepresidente Mario Draghi, ahora al frente del Banco Central Europeo (BCE). 'En Italia, y lo digo con mucho respeto, no conozco a ninguno', aseveró Monti.

Berlusconi renuncia a debatir con su sucesor y ya monta una TV de partido

'Si por grandes poderes entendemos los de verdad, en el mundo hay algunos y yo he tenido el privilegio de ver a casi todos cumpliendo con mis funciones de comisario de la Competencia [en Bruselas]. Puede que los diputados que han hablado sobre mí sean muy jóvenes y por lo tanto que no recuerden algunas cosas, pero los grandes poderes aún las recuerdan', añadió antes de dejar caer una frase que tardará en olvidarse: 'El día que prohibí una fusión entre dos grandísimas sociedades estadounidenses, incluso habiendo intervenido personalmente el presidente de EEUU, The Economist escribió que el mundo de la empresa americana me consideraba como el equivalente al Sadam Husein de los negocios'.

Grandes poderes o no, Monti vio en el aeropuerto de Fiumicino al papa y anunció que el martes se desplazará a Bruselas para reunirse con el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durão Barroso, y el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy.

El jueves, en Estrasburgo, tiene una reunión con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, 'que me han pedido una evaluación de la situación italiana e ideas para que Italia contribuya a partir de ahora en la solución de la crisis del euro'. A la espera de ver si a dicho encuentro se invita al presidente del Gobierno español que salga de las urnas el domingo, todo indica que de la Europa a dos bandas, París-Berlín, se puede pasar a una Europa a tres.

Pese a que el Partido Democrático (PD) y la Unión de Centro le dieron su bendición y se felicitaron de que todo se haya solucionado tan rápido, Berlusconi no ha desaparecido del mapa. Hoy se esperaba su primer cara a cara público con el profesor, pero comunicó vía Facebook que le cedía la palabra del Pueblo de la Libertad (PdL) al secretario Angelino Alfano, quien no se cortó a la hora de recordar a Monti que tendrá su apoyo 'pese al pecado original que tiene todo Ejecutivo que no nace como expresión de una legitimación directa popular y electoral'.

Il Cavaliere reconoció a los periodistas que la situación actual 'no entra en los cánones de la democracia', pero ya está concentrado en otras cosas: ayer dio por comenzada la campaña electoral del PdL y anunció la creación de una televisión de partido a un año del final de la legislatura.

Una cosa ya tiene en común con Monti: ayer fue fotografiado con un papel en el que el diputado del PD Enrico Letta se ofrecía 'para colaborar' en lo que fuera. (Aún falta por concretar la lista de viceministros y subsecretarios, donde sí podrían entrar políticos profesionales).

A Il Cavaliere, el día de su debacle en el Parlamento le cazaron con una hoja en la que escribió la palabra 'traidores'. Teniendo en cuenta que el líder máximo de la Liga Norte, Umberto Bossi, llegó a afirmar que Monti ha sido puesto ahí por algunos partidos 'para hacer de malo' y 'le echarán en cuanto la gente se cabree', veremos cuánto tiempo tarda el nuevo primer ministro en escribir eso mismo.