Publicado: 07.10.2016 16:32 |Actualizado: 07.10.2016 16:32

El Parlamento Europeo abre una investigación sobre la pelea
entre eurodiputados de UKIP

Martin Schulz califica de "extremadamente serio" el altercado que acabó con
el favorito a liderar la formación británica xenófoba hospitalizado.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Steven Woolfe, de UKIP, desmayado en una pasarela del Parlamento Europeo. - REUTERS

Steven Woolfe, de UKIP, desmayado en una pasarela del Parlamento Europeo. - REUTERS

MADRID.- El presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, ha considerado "extremadamente serio" el altercado violento que ocurrió este jueves entre dos eurodiputados del UKIP y ha lanzado una investigación interna para esclarecer los hechos y eventualmente tomar posibles medidas de castigo, como suspender de sueldo a los implicados o impedirles la entrada a la institución durante un periodo.

El eurodiputado británico Steven Woolfe, que aspira a suceder a Nigel Farage al frente del Partido de la Independencia de Reino Unido (UKIP) fue hospitalizado tras perder la conciencia después de una presunta pelea con un compañero de su partido en la sede de la Eurocámara en Estrasburgo. Diversos medios británicos, que citan fuenets de la familia, aseguran que Woolfe perdió la consciencia tras recibir un puñetazo en la cara. Posteriormente, el propio político confirmó desde el hospital que se encontraba bien pero no quiso aclarar lo sucedido.



El presidente de la Eurocámara ha dejado claro que los hechos "son extremadamente serios" y que este tipo de "comportamiento irrespetuoso y violento no tiene lugar en el Parlamento Europeo". Schulz ha avisado de que el suceso "podría resultar en una violación de la norma 11 de las reglas de procedimiento del Parlamento y del artículo 1 del Código de Conducta de los miembros" de la institución.

"En consecuencia, con independencia de las posibles consecuencias judiciales que este incidente pudiera tener también, he decidido hoy referir este asunto, muy lamentable, al Comité Asesor establecido en el Código de Conducta y he pedido que lo trate de manera urgente la semana que viene", ha subrayado en un comunicado.

El Comité Asesor, que reúne a eurodiputados de todos los grupos políticos, "tendrá que establecer los hechos y emitir una opinión de lo que ha ocurrido y sobre posibles sanciones", que podrían ir desde la suspensión temporal de sueldo o la prohibición de entrada a la institución durante un tiempo, han explicado a Europa Press fuentes parlamentarias, que han confiado en que emitan su recomendación es cuestión de "semanas". Schulz ha deseado "un pronta recuperación" a Woolfe, que sigue hospitalizado, y ha agradecido también al servicio médico y al personal de la Eurocámara, así como a los servicios médicos franceses por la atención que le prestaron.

Por su parte, el UKIP también ha anunciado la apertura de una investigación sobre el altercado. Hasta que no se conozcan los resultados, "el resto de afirmaciones hechas a los medios por representantes del UKIP que ni siquiera estaban allí en ese momento son extremadamente de poca ayuda", ha resaltado en un comunicado Nigel Farage, el líder en funciones de la formación xenófoba.

Según Lisa Duffy, del UKIP, el eurodiputado hospitalizado le explicó que la disputa se inició con una conversación en la que, al parecer, el propio Woolfe habría indicado que se llegó a plantear pasarse al Partido Conservador. En declaraciones a medios británicos, otro miembro del UKIP, Nathan Gill, señaló tras visitar a su colega en el hospital que Woolfe ya "ha tendido la mano de la amistad" al segundo hombre en discordia, el también eurodiputado Mike Hookem, con quien protagonizó el altercado.