Público
Público

El paro por la educación chilena comienza con enfrentamientos y barricadas

La huelga de 48 horas convocada por los estudiantes se acompañará de la entrega al Ejecutivo de una consulta popular

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El inicio de la huelga nacional de 48 horas convocada en Chile por los estudiantes universitarios y de secundaria no ha conseguido transcurrir de manera pacífica.

Diferentes grupos de encapuchados, que han levantado barricadas en el centro y otros puntos de Santiago, han encendido contenedores de basura y han interrumpido el tránsito a las 06.40 (09:40 horas GMT) en la avenida Providencias, según han informado fuentes policiales.

Cerca de esa zona, frente a las dependencias de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, los encapuchados también han levantado barricadas y se han enfrentado a la policía, que ha utilizado agua y gases lacrimógenos para dispersarlos.

Las barricadas y fogatas se han repetido en las calles aledañas a la Universidad de Santiago y la Universidad de Chile, en el centro de la capital, así como en otros puntos de la ciudad. El tráfico se ha visto afectado por los incidentes en algunos tramos de la Alameda, la principal arteria de la ciudad, y en otros sectores de Santiago.

El portavoz del Ejecutivo, Andrés Chadwick, ha restado peso a la primera jornada de movilización nacional: 'Ha sido un completo fracaso. No existe paro', ha enfatizado el portavoz. Además, ha anunciado que la Intendencia (el Gobierno) presentará 'las acciones judiciales que correspondan' para encarcelar a unos encapuchados que, según ha confirmado Chadwick, han lanzado bombas molotov a la policía y han quemado un autobús del sistema de transporte público.

Aunque la convocatoria de la huelga fue apoyada por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la principal central del país, y otras organizaciones sindicales, el respaldo de los trabajadores ha sido más bien simbólico. Así lo han comunicado fuentes del propio CUT, que han aclarado que su apoyo en ningún caso suponía una invitación a dejar de ir a trabajar, sino más bien un llamamiento para sumarse a las movilizaciones convocadas por los estudiantes. 

Los estudiantes chilenos, movilizados desde el pasado mayo en demanda de una mejor educación pública, gratuita y de calidad, han entregado los resultados del 'Plebiscito por la Educación' (no vinculante), ante la sede del Ejecutivo. Aunque, en un primer momento los carabineros les impidieron el acceso y llegaron a producirse forcejeos, finalmente entraron en La Moneda, donde les recibió Chadwick.

Del 1,5 millones de personas que, según los organizadores, participaron en la consulta, un 88,7% se mostró a favor a que exista una educación pública, gratuita y de calidad garantizada por el Estado y a que los colegios vuelvan a depender del Ministerio de Educación en forma descentralizada.

La primera jornada de movilizaciones concluirá con un 'cacerolazo'. Para este miércoles están previstas dos manifestaciones en la capital.