Publicado: 23.03.2014 18:15 |Actualizado: 23.03.2014 18:15

La participación en las municipales francesas sigue 1.5 puntos más baja que en 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los franceses acuden a las urnas para votar en unas elecciones locales claves para el Partido Socialista del presidente François Hollande, que podría ver peligrar su política de reformas, en favor del ultraderechista Frente Nacional de Marine Le Pen.

Con un índice de aprobación de solo el 19% , Hollande podría perder una gran cantidad de circunscripciones en estos comicios,por lo que el primer ministro Jean-Marc Ayrault ha pedido a la oposición conservadora de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) que apoye al socialismo en un esfuerzo conjunto para impedir la victoria del Frente de Le Pen.

"De momento la votación va lenta", reconoció el oficial electoral parisino Charef Lhiou sobre la presencia en las primeras horas de los comicios, que comenzaron a las 7.00 de la mañana (GMT) y se prolongarán hasta las 18.00 de la tarde (17.00 GMT), excepto en las grandes ciudades, donde los colegios se mantendrán abiertos dos horas más.

De hecho, la participación se situaba en el 54,72% a media tarde, un punto y medio por debajo de los resultados obtenidos aproximadamente a la misma hora, en los comicios de 2008, según el Gobierno. En las elecciones de hace seis años, votó al término de la jornada un 66,54% del censo en la primera vuelta y un 65,20% en la segunda.

Los Socialistas mantienen su ventaja en París, donde Anne Hidalgo podría convertirse en la primera alcaldesa de la capital tras el fracaso de los esfuerzos de la candidata conservadora Nathalie Kosciusko-Morizet para atraer a los sectores más "bohemios y burgueses" (los bo-bo) a sus filas.

La presencia conservadora se sentirá especialmente en Marsellla, donde el candidato de UMP Jean-Claude Gaudin, aspira a revalidar su alcaldía.

45 millones de franceses están llamados a la cita con las urnas

Cerca de 45 millones de votantes, incluidos 280.000 ciudadanos de la UE, están llamados a las urnas para elegir a los alcaldes y concejales de los cerca de 36.700 municipios del país, puestos para los que se han inscrito 926.068 candidatos.

Hollande, sin hacer declaraciones, votó hacia las 10.00 GMT en Tulle, localidad de 16.000 habitantes de la que fue alcalde durante siete años, antes de ser elegido presidente del consejo general, asamblea ejecutiva de los departamentos equivalentes a las diputaciones provinciales en España.

El expresidente Nicolas Sarkozy acudió a su colegio electoral habitual en el XVI distrito de París poco después de las 12.00 GMT, y se detuvo un momento para dar la mano a quienes esperaban su llegada y la de su esposa, Carla Bruni, que en 2008 no pudo votar por no haberse registrado a tiempo y que esta vez sí lo hizo.

Más allá de la evidente dimensión local, de estos comicios se hará una lectura en clave nacional, y los sondeos de los últimos días apuntan que puede haber un revés para los socialistas, reflejo del bajón de popularidad sufrido por Hollande.