Publicado: 12.11.2013 11:28 |Actualizado: 12.11.2013 11:28

El Partido Comunista Chino apuesta por más libre mercado

El Plenario del Comité Central aprueba una reforma económica para garantizar que "el mercado desempeña un papel decisivo en la asignación de recursos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

China continúa ahondando en la vía de avance hacia una economía de mercado en la que las decisiones políticas siguen siendo tomadas por el Comité Central de su Partido Comunista. Este martes el partido concluyó  el Décimo Octavo Plenario del Comité Central, en el que se dan cita sus mayores dirigentes, del que han salido con "importantes decisiones para profundizar las reformas de manera exhaustiva".

El presidente y secretario general del Partido, Xi Jinping, dejó claro al finalizar la reunión cuál es la dirección de estas reformas: "China profundizará su reforma económica para garantizar que el mercado desempeña un papel decisivo en la asignación de recursos". Hasta ahora, las autoridades definían el papel del mercado en la asignación de recursos como "básico".

El Partido instaura el "comité de seguridad del Estado" mientras aumentan las protestas

Igualmente, han acordado que se constituirá un "comité de seguridad del Estado", sin que hasta el momento se hayan aportado más detalles. Sin embargo, debido a las recientes olas de movilizaciones en China contra el gobierno del Partido Comunista, sería de esperar que este comité fuera la enésima institución destinada a acallar a la disidencia política que, en muchas áreas del país, está pidiendo derechos laborales y libertades políticas.

Este Congreso se inauguró el sábado en Pekín y se desarrolló a puerta cerrada durante cuatro días, se abordaron reformas de corte político y económico que buscan nuevas vías hacia una transición del modelo de crecimiento del país. Durante la reunión, los dirigentes comunistas acordaron también el establecimiento de un equipo que liderará los trabajos para "profundizar en las reformas".

Xi Jinping y el primer ministro Li Keqiang deben encontrar nuevos motores de crecimiento en momentos en que después de tres décadas de expansión vertiginosa la economía está comenzando a vacilar, agobiada por el exceso de capacidad industrial, las pilas de deuda y una erosión de la competitividad. Algunas reformas aún afrontan una fuerte resistencia de poderosos grupos de interés como los gobiernos locales o los monopolios de propiedad estatal, según han dicho las personas que participan en las discusiones.

Algunas reformas enfrentan la resistencia de poderosos grupos de interés como gobiernos locales

Tradicionalmente, en la historia del PCCh los plenarios se utilizan para introducir importantes cambios en el régimen, desde que en 1978 Deng Xiaoping anunció las primeras medidas que transformarían el modelo entonces rígidamente comunista de la economía china en otro adaptado a las leyes del mercado.

En 1993, el plenario celebrado tras la llegada de Jiang Zemin a la presidencia de China presentó reformas que sentaron las bases de la posterior internacionalización de la economía china, simbolizada por la entrada del país en la Organización Mundial del Comercio en 2001. Por contra, el celebrado tras el encumbramiento de Hu Jintao como líder del país en 2003 no introdujo reformas de gran calado.

Mientras el Comité Central terminaba su plenario, el lunes por la noche, seis personas murieron y otras tantas resultaron heridas en una explosión en una fábrica de la ciudad de Urumqi, capital de la región autónoma de Xinjiang. La deflagración fue causada por nitrógeno líquido en una fábrica de estructuras de acero.

Cinco de los trabajadores murieron en el momento de la explosión y un sexto falleció en el hospital al que fue trasladado a consecuencia de sus heridas. Las autoridades han abierto una investigación para determinar las causas del suceso. Estos accidentes industriales son comunes en China, debido en ocasiones a negligencia o ausencia de medidas de seguridad.