Público
Público

Un partido prorruso vence por primera vez en Letonia

El partido Centro Armonía ha sabido capitalizar el descontento de la población letona con los recortes y las dudas sobre la entrada en la Unión Europea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por primera vez desde que Letonia consiguió la independencia de la URSS en 1991, un partido prorruso ha obtenido este fin de semana la victoria en las urnas. El partido Centro Armonía, capitaneado por Nils Usakovs, ha sabido capitalizar el descontento de la población letona con los recortes y las dudas sobre la entrada en una Unión Europea inmersa en una crisis de deuda. Sin embargo, el 28,5% de los sufragios obtenidos por la formación política no parece suficiente para arrebatar el poder a la coalición de centroderecha saliente.

'Estoy convencido de que los políticos de este país serán capaces de formar un Gobierno en el que los intereses de los votantes de Letonia se vean reflejados', subrayó Usakovs tras conocer los resultados. La mayoría de quinielas políticas no le dan la razón.

Aunque Centro Armonía se ha hecho con 31 escaños en Saeima, el Parlamento letón, los analistas creen que el recién creado Zatlers Partido de la Reforma, liderado por el expresidente del país Valdis Zatlers, formaría coalición con Unidad, del actual primer ministro, Valdis Dombrovskis, que lograron 22 y 20 escaños respectivamente.

El nombramiento del nuevo Gobierno se alargará al menos hasta el 28 de septiembre

La suma de ambos partidos no será suficiente para gobernar, pues se necesitan 51 escaños de los cien con los que cuenta el Parlamento del país, por lo que es posible que llamen a la puerta de la formación de derechas Alianza Nacional, que se ha hecho con 14 escaños.

Centro Armonía ha logrado en tan sólo seis años ser la fuerza más votada del país, tener representación en el Parlamento europeo e incluso controlar ciudades como la capital, Riga, de la que el propio Usakovs es alcalde desde 2009.

Sin embargo, el partido genera cierto recelo entre la clase política del país, de marcada tendencia nacionalista, por sus lazos con líderes políticos rusos y porque se niega a reconocer que Letonia fue ocupada por la URSS en 1940, un hecho que 70 años después aún hiere sensibilidades.

De momento, el partido se agarra a los resultados y a un atisbo de esperanza lanzado por el propio Zatlers, quien dijo que temas relacionados con la historia del país no serían ningún impedimento para formar Gobierno.

El nombramiento del nuevo Gobierno se alargará al menos hasta el 28 de septiembre, día en el que el presidente, Andris Berzins, encargado de nombrar al primer ministro, vuelve de EEUU.

Este es el tiempo que tiene Centro de Armonía para romper los pronósticos y seguir haciendo historia.