Publicado: 19.09.2016 17:06 |Actualizado: 19.09.2016 17:07

El partido de Putin gana las elecciones legislativas en Rusia

Rusia Unida ha conseguido 343 de los 450 escaños de la Cámara Baja, lo que facilita la reelección para Putin en las presidenciales de dentro de 18 meses. La participación fue del 48% y el segundo partido más votado obtuvo 42 escaños.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente ruso Vladimir Putin valorando los resultados obtenidos por su partido, Rusia Unida/REUTERS

El presidente ruso Vladimir Putin valorando los resultados obtenidos por su partido, Rusia Unida/REUTERS

MOSCÚ.- Los aliados políticos del presidente de Rusia, Vladimir Putin, ganaron con comodidad las elecciones legislativas rusas, según unos resultados ya definitivos, y han allanado el camino a Putin para conseguir su cuarto mandato dentro de 18 meses.

El Rusia Unida, fundado por Putin hace casi 16 años después de convertirse en presidente por primera vez, ha conseguido 343 escaños -un 76% de los votos- de 450 asientos que hay en la Cámara Baja, denominada Duma, ha informado el Comité Electoral Central.

La cifra es altamente superior a los 238 escaños que consiguió la formación en las pasadas elecciones de 2011, lo que permitirá a Rusia Unida cambiar la Constitución, aunque Putin puede concurrir de nuevo a las presidenciales bajo la constitución actual al haber sido primer ministro entre su segundo y tercer mandato presidencial.



Los partidos liberales de la oposición no lograron ningún escaño, frente al único que atesoraban hasta ahora. En segundo lugar se situó el Partido Comunista con 42 escaños (35 por listas de partidos y 7 por circunscripciones), por delante del ultranacionalista Partido Liberal Democrático, con 39 diputados (34 por listas y 5 por circunscripciones).

Rusia Justa, formación que se declara socialdemócrata, quedó como cuarta formación parlamentaria con 23 diputados (16 por listas y 7 por circunscripciones).

Sin embargo, no todo fue viento en popa para Putin. Los resultados casi definitivos mostraron que la participación fue de alrededor del 48%, frente al casi 60% de 2011, lo que sugiere apatía entre algunos rusos y una reducción del entusiasmo por la élite gobernante.

Putin, al hablar al equipo de campaña de Rusia Unida pocos minutos después de que se cerraran los comicios el domingo por la noche, dijo que el triunfo mostraba que los votantes todavía confían en su liderazgo pese a una desaceleración económica empeorada por las sanciones impuestas por Occidente a raíz del conflicto en Ucrania.

"Podemos decir con certeza que el partido ha alcanzado un muy buen resultado; hemos ganado", dijo Putin en el cuartel central de Rusia Unida, al que llegó junto a su aliado Dmitry Medvedev, primer ministro y líder del partido.

"Los resultados de las elecciones son la reacción de nuestros ciudadanos a la presión exterior sobre Rusia, las amenazas, las sanciones, los intentos de sabotear la situación desde dentro", valoró Putin la incontestable victoria de su partido, en una reunión con miembros del Gobierno ruso.

Aludiendo a la tambaleante economía, que según pronósticos se contraerá este año al menos un 0,3 por ciento, Putin dijo: "Sabemos que la vida es dura para la gente, hay un montón de problemas, montón de problemas sin resolver. Sin embargo, tenemos este resultado".

Algunas irregularidades

Aunque estos comicios fueron más transparentes que los celebrados en 2011, también hubo irregularidades en el recuento de votos, según ha dicho la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

"En general, la jornada electoral se desarrolló de una manera organizada, se denunciaron numerosas irregularidades de procedimiento durante el recuento de los votos", dijo en comparecencia ante la prensa Ilkka Kanerva, coordinador y jefe de la misión de observadores.

La OSCE observó un "incremento de transparencia y confianza durante las elecciones, pero las restricciones legales sigue siendo un problema".

"El marco legal puede servir como una base adecuada para la celebración de elecciones, pero la restricción de las libertades fundamentales y los derechos políticos ha afectado negativamente al proceso electoral", lamentó Kanerva en alusión a las leyes aprobadas en Rusia en el transcurso de la pasada legislatura.

Periodistas de Reuters han afirmado presenciar en un colegio electoral de la región central rusa de Mordovia a varias personas depositando su voto y luego volviendo después para votar de nuevo. La autoridad electoral dijo que no había pruebas de amaño a gran escala.