Publicado: 30.11.2013 16:02 |Actualizado: 30.11.2013 16:02

El pederasta detenido en Perú tenía doscientos vídeos de pornografía infantil

Los agentes están analizando el material pornográfico de niñas con edades comprendidas entre los 6 y los 10 años

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

El pederasta detenido en Lima por agentes de las policías peruana y española, que podría haber acosado a más de quinientas menores en todo el mundo, tenía en su domicilio más de doscientos vídeos de pornografía infantil. Los agentes están analizando el material pornográfico de niñas con edades comprendidas entre los 6 y los 10 años -unos quinientos gigabites- para identificar a las víctimas del acosador y a los pederastas a los que vendía las imágenes, según una nota de la Policía Nacional española.

El detenido, Arturo D.T., de 29 años, de nacionalidad peruana y sin actividad laboral conocida, vivía de la distribución y venta del material pornográfico obtenido mediante chantaje o amenazas. El director general de la Policía española, Ignacio Cosidó, ha felicitado a los agentes de España y Perú por esta importante operación, tras "una ardua investigación" que ha permitido la detención de "un depravado que agredía a los más indefensos y vulnerables". A principios de año, agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT) de la Policía Nacional detectaron en Internet, a un sujeto que, bajo el alias de "Maxi", conectaba con niños haciéndose pasar por otro menor para obtener imágenes en actitud sexual que luego distribuía en foros privados de pedófilos.

En uno de los vídeos, los agentes observaron a una niña de unos 10 años que realizaba actos de naturaleza sexual delante de una webcam, como consecuencia del acoso del adulto. Tras analizar el entorno y vestuario de la menor, los investigadores observaron en su camiseta el escudo de un colegio que les condujo hasta Las Palmas de Gran Canaria. La menor colaboró con los agentes para poder identificar al autor de los hechos y, tras analizar los equipos informáticos, los policías obtuvieron la cuenta de correo desde la que actuaba el agresor.

Gracias a la información facilitada por la empresa proveedora de los servicios de correo electrónico, los agentes obtuvieron los datos que les conducían a una persona ubicada en Lima. Después de identificar a la primera víctima, los investigadores comprobaron la existencia de otras catorce menores españolas que estaban siendo acosadas por este sujeto. Los agentes consideraron que la persona que se escondía tras el alias de "Maxi" podría ser el acosador sexual más importante detectado e investigado hasta el momento en el mundo.

Por ello, miembros la UIT se desplazaron a Lima, para colaborar con la Policía Nacional de Perú en el registro, la detención, los interrogatorios y los análisis técnicos de las pruebas intervenidas. En el momento de su detención, Arturo D.T., intentó darse a la fuga y eliminar todos los rastros informáticos de su delito, pero se pudo recuperar un disco duro en el que almacenaba todo el material. Para evitar ser detectado, el arrestado contaba con una cámara de seguridad en la puerta de su domicilio, del que casi no salía, y disponía de programas de seguridad en su ordenador, que permitían el borrado automático de la actividad cuando se apagara.

En su declaración, el detenido ha reconocido los delitos que se le imputan y ha aportado los detalles técnicos que utilizaba para captar y acosar a las menores y producir, distribuir y vender el material pedófilo.