Público
Público

Pekín acusa al exilio de instigar la revuelta

La líder uigur Kadeer niega su participación y critica la represión policial en Urumqi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La televisión pública de China insiste en acusar de la violenta revuelta uigur contra los chinos han a grupos separatistas que abogan por la independencia de Xinjiang desde el extranjero. La culpable número uno, según el Gobierno chino, es Rebiya Kadeer, líder del Congreso Mundial Uigur, organización de defensa de derechos de esta etnia, con sede en Alemania.

Kadeer, empresaria uigur que estuvo encarcelada en China antes de exiliarse a EEUU, ha desmentido estar detrás de ningún tipo de violencia y condena la represión de la Policía china contra los manifestantes.

'Es absurdo decir que las revueltas fueron dirigidas desde el extranjero o alegar que los uigures piden la independencia total de la región', dice por e-mail Frederik Starr, director del Instituto para Asia Central y el Cáucaso de la Universidad Johns Hopkins, en Washington. Según Starr, los uigur protestan básicamente para reivindicar que el nombre que dio Mao a esta provincia, 'Región Autónoma Uigur de Xinjiang' se convierta en una realidad.

'Los uigures se han dado cuenta de su falta de autonomía, de la invasión de inmigrantes han -que controlan todos los sectores de la economía-, de su empobrecimiento relativo, y de su poca influencia en asuntos de Gobierno y cultura', añade Starr.