Público
Público

Una pelea en una cárcel de México causa 44 muertos

En 2011, otros 14 reos fallecieron en el mismo penal de Apodaca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 44 personas murieron hoy en una reyerta en la prisión de Apodaca, en el norteño estado mexicano de Nuevo León, según informó una fuente oficial, que precisó que las autoridades ya habían tomado el control del centro.

En declaraciones a la prensa, el portavoz del Consejo de Seguridad estatal, Jorge Domene, señaló que aunque las autoridades habían localizado por la tarde 44 víctimas mortales, las investigaciones seguían abiertas, por lo que la cifra podría aumentar, informa Efe.

En su primera comparecencia ante los medios, Domene indicó que todavía se desconocían las causas del enfrentamiento, que comenzó la madrugada de domingo en el

penal de mediana seguridad de Apodaca, ubicado en la zona metropolitana de Monterrey. Respecto a los nombres de las víctimas y si entre ellas había trabajadores de la cárcel, las autoridades no aportaron información, a la espera de que avanzase la investigación.

La reyerta comenzó a las 2.00 hora local en dos pabellones de la prisión y después se extendió al resto del centro penitenciario.

Durante la pelea se escucharon detonaciones de armas de fuego, pero las autoridades desconocen si estas pertenecían a los guardias de la cárcel o los internos.

Ya por la mañana, las fuerzas federales y estatales tomaron el control del penal y el gobierno de Nuevo León instaló una mesa para atender a los familiares de los internos, que se concentraron en las proximidades del centro penitenciario para pedir información sobre sus parientes.

La prisión es de mediana seguridad y cuenta con cerca de 3.000 internos, una cifra que rebasa la capacidad máxima en un 30%, como ocurre en la mayoría de los centros de reclusión en México.

En enero pasado, una pelea en un centro penitenciario del norteño estado de Tamaulipas provocó la muerte de 31 presos. En este sentido, la reyerta de la prisión de Apodaca es la que se ha saldado con un mayor número de víctimas mortales en un penal mexicano en los últimos años.

El 20 de mayo de 2011, en otro suceso en el penal de Apodaca, fallecieron al menos 14 reos y otros 35 resultaron heridos por un incendio, al parecer causado por un cortocircuito.