Publicado: 13.07.2015 12:44 |Actualizado: 13.07.2015 13:12

La fuga de 'El Chapo' Guzmán provoca una convulsión política en México

El presidente Peña Nieto tacha de "afrenta nacional" la huida de película del narcotraficante y la oposición le reclama explicaciones convincentes. La investigación busca cómplices entre los que le visitaron en la cárcel. También se está interrogando a más de 30 trabajadores de la prisión, incluido el director.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fotografía de archivo del 24 de febrero de 2014 que muestra al narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, jefe del cartel de Sinaloa./ EFE

Fotografía de archivo del 24 de febrero de 2014 que muestra al narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, jefe del cartel de Sinaloa./ EFE

Mientras que la oposición mexicana apunta como principal responsable de la fuga del capo 'El Chapo' Guzmán al Gobierno de Enrique Peña Nieto, el presidente se mostró molesto y considera que la fuga es un auténtico insulto para el Estado de México.

En una declaración a la prensa en la residencia del embajador mexicano en París, Peña Nieto explicó que ha dado indicaciones a la procuradora general (fiscal), Arely Gómez, para que "abra una investigación a fondo para determinar si ha habido servidores públicos en complicidad o involucrados" en la huida del reo.

Guzmán, jefe del cártel de Sinaloa, se fugó en la noche del sábado de la cárcel del Altiplano I, en el estado de México, por un túnel hasta un domicilio ubicado a 1,5 kilómetros de distancia. "Estamos al tanto de un hecho lamentable que ha indignado e indigna a la sociedad mexicana, y que me tiene profundamente consternado ante la fuga de uno de los delincuentes que era uno de los más buscados en México y en el mundo", afirmó el presidente, quien mañana inicia una visita de Estado a Francia.



Nieto confía en la seguridad del Estado

Peña Nieto dijo confiar en que las instituciones del Estado, especialmente las encargadas de seguridad, "estén a la altura con la fortaleza y la determinación para reprehender a este delincuente". Asimismo, ordenó al comisionado nacional de seguridad, Monte Alejandro Rubido, reforzar las medidas de vigilancia en los penales de máxima seguridad, como el del Altiplano I.

En tanto, el conservador Partido Acción Nacional (PAN) demandó la pronta recaptura del capo, "quien se fugó ayer mientras el presidente y casi todo su gabinete se encuentran fuera del país". "Lamentamos que en México continúe el grave problema de inseguridad, impunidad en el país y corrupción en los penales de máxima seguridad", expuso la agrupación en un comunicado.

A su vez, el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) aseveró que con la fuga de Guzmán, "el Gobierno de Peña Nieto y su gabinete de seguridad le deben mucho más que una explicación a la sociedad mexicana". Con este hecho, expuso, "el Gobierno de Peña Nieto sigue sumando cuestionamientos fundados a su desempeño en los ámbitos económico, de seguridad pública y de combate a la corrupción, en específico en lo que hace al combate a la delincuencia organizada y su capacidad de infiltración dentro de los aparatos de impartición de justicia".

El coordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Miguel Alonso Raya, afirmó por su parte que la fuga de "El Chapo" Guzmán, por segunda ocasión de un penal de alta seguridad, demuestra que los Gobiernos del PAN y el Partido Revolucionario Institucional (PRI, hoy en el poder) han sido cómplices y protectores de sus actividades ilícitas.

Recordó que Guzmán volvió a ser detenido en febrero de 2014 por autoridades mexicanas y de Estados Unidos, 13 años después de haberse fugado del penal de Puente Grande, Jalisco, durante el Gobierno del presidente Vicente Fox, del PAN.

Dijo que "no es creíble que las autoridades penitenciarias y las áreas de inteligencia y seguridad federales no se hayan percatado de los preparativos de fuga de 'El Chapo', cuando es obvio que las instalaciones por las que se fugó requirieron de recursos, planificación, tiempo, personal especializado, diseño de ingeniería civil y maquinaria, que no es sencillo ocultar".

Por su parte, el dos veces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), pidió durante una visita al estado de Chiapas que Peña Nieto regrese de su viaje a Francia para encarar la fuga del narcotraficante, o "cuando menos que renuncie todo el gabinete de seguridad".

En un mensaje videograbado difundido en redes sociales, López Obrador, quien abandonó el PRD después de su derrota en los comicios presidenciales de 2012 ante Peña Nieto, aseveró que la fuga "va a ser un escándalo, no sólo en México sino internacional, porque cómo se construye un túnel de un kilómetro y medio para llegar al penal de máxima seguridad".

Interrogatorio a los trabajadores de la prisión

Mientras tanto, prosiguen las investigaciones tanto para dar caza al narcotraficante como para averiguar cómo llevar a cabo con éxito una fuga de tal calibre. Por eso, se ha puesto la lupa en todas las personas que tuvieron contacto con Guzmán y acudieron a verle en los casi 16 meses que estuvo preso y los funcionarios de diversos niveles implicados en su vigilancia. "Todos están bajo sospecha", han asegurado las autoridades.

Las autoridades investigan también quién pudo facilitar los planos del Centro de Readaptación Social Número 1 El Altiplano, en el Estado de México, clasificados como de seguridad nacional, y que permitieron la evasión a través de un túnel de más de 1,5 kilómetros de longitud.

Los más de 30 empleados que estaban trabajando en el centro en el momento de la fuga están siendo interrogados, incluido el director de la prisión, Valentín Cárdenas; el subdirector y el personal médico que suministraba medicamentos a Guzmán, informa el diario mexicano 'El Universal'.

Familiares y abogados de los detenidos señalaron, por su parte, que la PGR los mantiene incomunicados, negándoles el derecho de nombrar a un abogado defensor, por lo que recurrirán al juicio de amparo. Juan Sánchez Jiménez, representante legal de Edmundo Tamayo Díaz y Magali Belén Herrera Maya, dijo que a sus defendidos ni siquiera se les permitió hacer una llamada para informar a sus familias, por lo que también acudirá a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Las autoridades investigan también los trabajos de mantenimiento realizados por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en las inmediaciones de la cárcel entre el 3 y el 5 de julio. Se reemplazaron cinco tubos y se reforzaron otros 20 en una operación en la que participaron más de 800 trabajadores que emplearon maquinaria pesada