Publicado: 07.12.2014 21:33 |Actualizado: 07.12.2014 21:33

El Pentágono entrega a Uruguay a seis presos de Guantánamo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha informado este domingo de que ha completado la entrega de seis presos de Guantánamo al Gobierno de Uruguay, que a su vez los acogerá en calidad de refugiados, según avanzó el presidente Jose Mujica.

Los presos que serán acogidos en el país sudamericano son Mohamed Tahamatan, palestino de 35 años; Abu Wael Dihab, sirio de 43 años; Abd Hadi Faraj, sirio de 39 años; Ali al Shabaan, sirio de 32 años; Ahmed Adnan Ahjam, sirio de 36 años; y el tunecino Abdul bin Mohamed Abis Ourgy.

Uno de los sirios, Abu Wael Dihab, destaca por haber protagonizado una larga huelga de hambre en protesta por las condiciones de su detención indefinida sin juicio previo, y puso temporalmente en jaque al Ejército estadounidense al presentar una demanda contra la decisión de los militares de alimentarle por la fuerza.

El presidente Mujica, que calificó la prisión de "nido de secuestro", resaltó que atentaría contra sus propios principios si le diera la espalda al único gobierno de Estados Unidos que quiere terminar con el "entuerto miserable" que significa la cárcel de ese enclave en Cuba. El mandatario ha señalado que se optó por el refugio "por razones obvias".

"Para mí, el refugio está en el marco de las más nobles instituciones que hacen viable esta humanidad, porque siempre va a haber quien tiene que disparar de un lado y esto aspira a crear progreso", enfatizó en una entrevista concedida el pasado viernes a la televisión nacional uruguaya.

Este grupo de seis detenidos es el más numeroso transferido a otro país desde 2009, cuando se inició una parálisis en las repatriaciones de aquellos reos que habían recibido el visto bueno para abandonar el penal en suelo cubano en el que llevan más de una década.

La transferencia a Uruguay se retrasó también por el polémico acuerdo de liberación del prisionero de guerra Bowe Bergdahl, que fue intercambiado por cinco líderes talibanes encarcelados en Guantánamo sin que se notificara a tiempo al Congreso.