Público
Público

El Pentágono quiere penetrar en Pakistán

Los militares piden libertad de acción para capturar talibanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La cúpula militar estadounidense, frustrada por la falta de cooperación del Gobierno de Islamabad y ante la inminencia del inicio de la retirada de sus tropas el próximo año, quiere ampliar sus operaciones en Pakistán. La noticia, que publicó ayer The New York Times, ha sido oficialmente desmentida por los responsables de la ISAF, la fuerza de la OTAN en Afganistán que niega la existencia del plan.

Según el diario neoyorquino, la nueva estrategia, aún no aprobada, permitiría acciones de búsqueda y captura de militantes fundamentalistas.

Para EEUU, la captura de jefes talibanes daría un giro a la guerra

Hasta ahora, Washington ha limitado sus operaciones en las zonas tribales fronterizas de Pakistán a ataques contra líderes de Al Qaeda y responsables talibanes realizadas por aviones teledirigidos (drones) operados por la CIA.

Oficialmente, las fuerzas de operaciones especiales no cruzan la frontera por temor a enemistar a un aliado complicado con el que el Gobierno de Barack Obama no está siempre satisfecho. Pero la proximidad del inicio de la retirada de las tropas, prevista para el próximo verano, ha llevado a los jefes militares de EEUU a proponer una nueva iniciativa.

Estiman que la captura de responsables talibanes, refugiados en las zonas tribales y presuntamente protegidos por los servicios secretos pakistaníes (el ISI), que luego serían interrogados en Afganistán, podría suponer un punto de inflexión en una guerra que se eterniza sin resultados.

Tras la victoria republicana, Obama necesita ganar puntos

Cada vez que las fuerzas especiales han operado en Pakistán, las autoridades de Islamabad han reaccionado con ira y acusado a sus aliados estadounidenses de ponerles en una situación imposible ante su propia población. Pero Afganistán se está convirtiendo cada vez más en un barrizal bélico sin solución y Obama, debilitado por la reciente victoria republicana, necesita ganar puntos en al menos un frente de su presidencia.

Según contaba ayer The New York Times, milicias afganas, respaldadas por la CIA, han llevado a cabo misiones secretas en las regiones tribales, operaciones que en principio sólo tenían por objetivo recabar información. Aunque en al menos una ocasión los agentes afganos destruyeron un escondite de armas.

Desde Afganistán, la ISAF ha afirmado que 'no existe absolutamente ninguna verdad' en el artículo del Times. 'Las fuerzas de la ISAF y de EEUU, con sus socios afganos, han desarrollado una relación estrecha con el Ejército paquistaní para abordar asuntos de seguridad comunes', dijo el vicejefe de comunicación de la ISAF, Gregory Smith.

Con los refuerzos llegados a lo largo de 2010, la OTAN cuenta actualmente con unos 150.000 efectivos en Afganistán, donde este año se han lanzado sendas operaciones contra los bastiones talibanes de Helmand y Kandahar, en el sur. Las fuerzas internacionales, con EEUU a la cabeza, deben comenzar en julio de 2011 a retirar gradualmente a sus soldados y a traspasar la competencia de la seguridad a la Policía y el Ejército afganos, que deberán asumir completamente esta responsabilidad en 2014.

Pero este año ha sido el más cruento para las tropas extranjeras desde la invasión estadounidense y la caída del régimen talibán en 2001, con 701 soldados muertos.

Esta presión ha ido acompañada de un notable incremento de los ataques de aviones espía estadounidenses en Pakistán, especialmente en Waziristán del Norte, donde se refugian miembros de una de las facciones más radicales afganas, la 'redHaqqani'. Desde el pasado septiembre, la CIA ha acometido 50 ataques con aparatos teledirigidos, frente a 60 en los ocho meses anteriores.