Público
Público

Peres y Abbas ratifican su compromiso por los dos estados

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, anuncia un plan económico para asegurar la viabilidad de Palestina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conflicto entre el pueblo palestino y el Estado de Israel está un paso más cerca de llegar a una solución pactada por las dos partes. Y esta pasa, como han reclamado los árabes desde hace décadas, por la creación de un Estado propio para Palestina que a la vez conviva con el hebreo, que se muestra dispuesto a negociar esta opción. Los presidentes israelí y palestino, Simon Peres y Mahmoud Abbas, respectivamente, han reiterado su apoyo a esta solución para poner fin al conflicto en Oriente Próximo. Mientras, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha anunciado un plan económico para asegurar la viabilidad de Palestina.

'Lo que lastra la reanudación de las negociaciones de paz son algunas lagunas entre el principio y el final. Conociendo muy bien la naturaleza de estas lagunas, estoy convencido de que se pueden salvar', ha dicho Peres, en el Foro Económico Mundial, celebrado este fin de semana en la capital jordana de Amán. En este sentido, ha considerado que es 'urgente' aprovechar esta 'oportunidad real' de reanudar las conversaciones de paz 'para completar el proceso con dos estados para dos pueblos viviendo como buenos vecinos', advirtiendo en contra de 'perder el tiempo', ya que puede llevar a una 'gran decepción'.

Abbas insiste en que Israel debe regresar a las fronteras de 1967'No hay ningún país, ningún líder, al que consideremos nuestro enemigo. Presidente Abbas, tú eres nuestro socio y nosotros somos los tuyos. Podemos hacer avances. Solo depende del interés real de las partes', ha sostenido, según el diario Yedioth Ahronoth.

En la misma línea, Abbas ha respaldado la solución de los dos estados, 'viviendo el uno al lado del otro con paz y seguridad', pero ha insistido en la necesidad de volver a las fronteras de 1967, rechazando un Estado con 'fronteras temporales'. No obstante, ha alertado de que la solución de los dos estados 'está en peligro'. 'Las nuevas generaciones están perdiendo la confianza en esta idea', ha asegurado, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Maan.

'Ya he advertido anteriormente de que las actuales condiciones son insoportables. La continua construcción de asentamientos, la cambiante identidad de Jerusalén y las detenciones cerrarán la ventada a la solución de los dos estados', ha indicado.

Pese a que Estados Unidos es el principal proveedor de ayuda económica y venta de armamento a Israel, además de haber sido el sustento para mantener el conflicto a través de los vetos en la ONU, ahora ve la oportunidad de ser el garante de la paz y mejorar así su situación estratégica en la zona, azotada por la guerra en Siria. Así, Kerry ha anunciado la puesta en marcha de un plan económico que supondrá la entrega de 4.000 millones de dólares (3.095 millones de euros) a la Autoridad Palestina (AP) para garantizar la viabilidad de un futuro Estado.

Kerry asegura que este plan económico es 'el más ambicioso desde los Acuerdos de Oslo'Kerry ha explicado que este plan, diseñado por el Cuarteto para Oriente Próximo -Naciones Unidas, la Unión Europea, Estados Unidos y Rusia- está destinado a revitalizar la economía palestina. 'Es el más ambicioso desde los Acuerdos de Oslo, hace más de 20 años', ha dicho. Esto permitirá aumentar en un 50% el PIB palestino durante los próximos tres años y reducir el desempleo desde el 21 por ciento actual al ocho por ciento, lo que, ha argumentado, también beneficiará a las economías israelí y jordana.

'Todo ello va a ayudar a construir el futuro. ¿Es una fantasía? Yo creo que no. Los expertos han estado trabajando para hacer un proyecto real, tangible', ha explicado, de acuerdo con el diario israelí Jerusalem Post. No obstante, ha subrayado que el éxito de este plan económico depende de la solución política del conflicto. 'La ausencia de paz es, de hecho, una guerra perpetua, aunque sea de baja intensidad. ¿Estamos dispuestos a vivir en una intifada permanente?', ha planteado.

Mahmud Abbas se ha concedido un plazo de 14 días para concretar la formación del nuevo Gobierno de unidad con el movimiento islamista Hamás. Esta formación y Al Fatah ratificaron el pasado día 15 en El Cairo el acuerdo de unidad firmado en 2011 en la capital egipcia y acordaron la formación un gobierno de unidad en los próximos tres meses, según informó el vicepresidente del politburó de Hamás, Musa Abu Marzouq, a la agencia de noticias palestina Maan.

Abu Marzouq reveló que representantes de Hamás y Al Fatah han tenido 'conversaciones positivas' que han permitido acordar un calendario para llevar a cabo la reconciliación palestina hacia el mes de julio. El islamista aclaró que en la reunión de en El Cairo los representantes de ambas facciones no han concretado las personas que formarán parte de este gobierno de unidad.

En mayo de 2011, los mediadores egipcios consiguieron que Hamás y Al Fatah firmaran un histórico acuerdo de reconciliación para formar un gobierno de unidad y celebrar elecciones, pero todavía no se ha implementado. Tras las elecciones de 2006, en las que Hamás se alzó con la victoria en la Franja de Gaza, se desató una guerra fratricida que enfrentó a ambas facciones, cristalizando con ello las tensiones surgidas tras la muerte del líder palestino Yasser Arafat, y que culminó con la toma de poder de Hamás sobre la Franja de Gaza en junio de 2007.